Alberto Cornejo Madrid | lunes, 18 de julio de 2016 h |

Pregunta. Carlos, ¿de izquierda o de derecha?

Respuesta. Empezamos fuerte, ¿no?

P. Concreto: me refiero a tu técnica con la raqueta.

R. Siempre de izquierdas. Soy zurdo ‘cerrado’, también cuando jugaba al fútbol. Solo sé hacer dos cosas con la derecha. Una de ellas es escribir, porque los maestros en mí época de estudiante zurraban a quien veían escribir con la izquierda. Y comer, porque por entonces también estaba mal visto coger la cuchara con la zurda.

P. Para competir en el circuito de la distribución, ¿la variedad de estilos de Federer o la agresividad de Nadal?

R.Valoro, y mucho, la técnica y diversidad de Federer. Pero me identifico más, y creo que da más resultados, la contundencia y el esfuerzo contínuo de Nadal.

P. En el circuito nacional, ¿no crees que hay demasiadas raquetas?

R. Sin duda. El circuito debe hacerse más eficiente, más potente y quizá eso pase porque haya menos jugadores. Todo ello también con vistas a competir mejor contra otros posibles raquetas de otros países que quieran participar en él.

P. Como ya hacen otros, ¿está buscando Hefame pareja de dobles?

R. Hefame siempre está buscando pareja de dobles. Siempre abogo y digo que en España deberían quedar apenas cuatro o cinco entidades de distribución, que sean verdaderamente fuertes. Y por eso en Hefame estamos siempre abiertos a movimientos. El problema es que queremos un buen acompañante y no quedan muchos primeros espadas libres.

P. El aumento del 8,9 por ciento de la facturación en 2015, ¿vuestro mejor golpe de efecto?

R. Es un buen pelotazo, no cabe duda. Pero no creo en los milagros y sí en el esfuerzo diario, el trabajo en equipo, etc., como hablábamos antes respecto a Nadal… Así, los resultados llegan.

P. Y todo ello a pesar de los reveses, muchos, que pega Sanidad.

R. ¡Pero esto no es nuevo! Llevo 39 años en mi farmacia y toda la vida ha habido amenazas, bajadas de precios, decretazos…. Los farmacéuticos nos adaptamos constantemente a estos escenarios. Las Administraciones seguirán pegando reveses y la profesión seguirá adaptándose y haciéndose más necesaria.

P. En ese partido con la Administración, la distribución ha pedido el ojo de halcón (revisión) para los DH, ¿no?

R. Para mí es importantísimo, básico, que esos medicamentos vuelvan a ser dispensados en las boticas, excepto las lógicas excepciones. En la farmacia vamos a hacer un mejor control y seguimiento a los pacientes. Ahora bien, tengo claro que este retorno no puede suponer un gasto adicional a la Administración.

P. Haciendo un guiño a tu tierra, ¿nos iría mejor si no entendiéramos la relación Administración-Farmacia como un moros y cristianos?

R. Probablemente. En las Administraciones, como en las empresas, hay buenos, malos y regulares. Lo único que les pido a los políticos es que no vayan a lo fácil: rebajar el gasto en Farmacia. Lo que más admiro de un político es que escuche, que dialogue con los distintos actores.

P. Volviendo al deporte, ¿cómo lleva un boticario culé como tú trabajar de punta en blanco?

R. Sin problema. Las batas de mi farmacia son blancas, pero con trazos azules. Ahora en agosto tengo previsto hacer reforma y quizá sea el momento de replanteárse el color.

P. Como reza el lema de tu equipo, ¿la farmacia es “més que un…”?

R. Més que un establecimiento sanitario. Por supuesto, también més que una empresa. Incluso, més que un centro de confianza para el paciente.

Al acabar el bachillerato, Carlos Coves (Aspe, Alicante, 1952) no sabía “qué hacer”. Finalmente “copió” a su hermana, que iniciaba estudios de Farmacia en Granada. Ahí comenzó un camino que hoy se concreta en 39 años como titular en Petrel (Alicante), presidente de Hefame (desde 2012) y vicepresidente/contador de Fedifar. En otoño habrá comicios en Hefame y, como aficionado al tenis (ahora ya de forma más visual que práctica), confirma que estará en el cuadro para repetir.