Formar parte de la solución global

Por Rick R. Suárez, Presidente de AstraZeneca en España

34

Por Rick R. Suárez, Presidente de AstraZeneca en España

Cerramos 2021 como un gran año para AstraZeneca. Nos sentimos profundamente satisfechos por nuestra contribución en la lucha contra la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia, habiendo desempeñado un papel fundamental en la inmunización en más de 170 países de todo el mundo con la aportación de más de 2.500 millones de vacunas. Un trabajo que se ha traducido en más de un millón de vidas salvadas, más de cinco millones de hospitalizaciones y más de 50 millones de casos evitados.

En España, nuestra vacuna ha sido administrada a más de 5 millones de personas de dos grupos fundamentales: la población de entre 60 y 69 años y los profesionales esenciales que dieron continuidad de los servicios básicos en nuestro país.

Nuestro acuerdo histórico con la Universidad de Oxford, la firme decisión de proporcionar una vacuna sin ánimo de lucro mientras dure la pandemia y a perpetuidad para los países de renta baja, y nuestra voluntad genuina de formar parte de la solución global han sido las palancas que nos han impulsado desde el principio en este camino. Un camino que se está convirtiendo en una carrera de fondo en la que todavía nos quedan etapas por recorrer.

Precisamente, hemos encarado la entrada del nuevo año con un importante hito que demuestra el firme compromiso que adquirimos con los Gobiernos, instituciones y la sociedad al inicio de la pandemia: este importante hito es la llegada del primer tratamiento de anticuerpos para la profilaxis previa al contagio por Covid-19 en personas inmunocomprometidas.

En AstraZeneca tenemos muy claro que nuestra misión es proporcionar soluciones a esta pandemia mundial que beneficien de manera global. Por esta razón, creamos una vacuna accesible para todos los países, una vacuna sin ánimo de lucro hasta la perpetuidad en los países más desfavorecidos, y, por esta misma razón, no podemos olvidarnos de una parte tan importante de la población que, a pesar de los grandes avances en la vacunación, todavía no está suficientemente protegida y no ha podido retomar su vida con seguridad. Es reseñable destacar que, protegiendo a este colectivo de pacientes, estamos también contribuyendo de forma global a combatir el virus. La evidencia científica reciente indica que proteger a estas poblaciones vulnerables podría ayudar a prevenir la evolución viral que es un factor importante en la aparición de nuevas variantes.

Al final, lo que debemos tener claro es que ninguna vacuna o terapia puede luchar contra la Covid-19 por sí sola. Un problema sanitario mundial requiere de una suma de esfuerzos y de múltiples enfoques para reducir la propagación del virus, defender a los más vulnerables, brindar mejores resultados para los pacientes y, en última instancia, permitir que el mundo vuelva a recuperar la normalidad.

Más allá de la lucha contra la Covid-19, en AstraZeneca tenemos grandes expectativas puestas en este 2022 en España para seguir ofreciendo soluciones de salud de alto valor a los pacientes. Hemos tenido un importante crecimiento dentro de la compañía, con un incremento del número de empleados del 15%. El talento de los profesionales españoles, nuestra infraestructura y nuestra capacidad han hecho que España sea líder a nivel europeo dentro de AstraZeneca en número de ensayos clínicos. En 2021 teníamos más de 80 ensayos en marcha en España que todavía continúan activos.

Este año tendremos importantes novedades en nuestras principales áreas terapéuticas, en las que seguimos manteniéndonos como líderes globales en investigación, y que nos permitirán seguir aportando soluciones a las necesidades médicas aún no cubiertas. Contamos con uno de los pipelines más ambiciosos en el área de oncología, y tendremos un importante papel en la lucha contra las enfermedades respiratorias, que tanto están aumentando en todo el mundo. También mantenemos el foco en un área estratégica como es el de cardiovascular, renal y metabolismo.

Actualmente tenemos más de 25 moléculas en fases avanzadas de estudio y, recientemente, hemos adquirido Alexion, incorporando un nuevo motor de crecimiento y posicionándonos con fuerza en el campo de las enfermedades raras.

En definitiva, AstraZeneca forma y seguirá formando parte de la solución global a los principales desafíos sanitarios que tenemos por delante. De la emergencia sanitaria hemos extraído importantes aprendizajes que nos hacen enfocar el futuro desde una perspectiva mucho más abierta, más colaborativa y más global. Porque la innovación y la ciencia solo tienen sentido cuando se utilizan para proporcionar soluciones para todo el mundo, sin dejar a nadie de lado. Y la colaboración debe consolidarse como la piedra angular para hacer frente a los grandes retos de la humanidad, especialmente en el ámbito sanitario.

Estoy convencido de que estas enseñanzas nos impulsarán para seguir avanzando y contribuir a la llegada de nuevas soluciones de salud que sean accesibles para todas las personas que lo necesiten.