ENRIQUE CAMPILLO Madrid | viernes, 20 de abril de 2018 h |

Las altas temperaturas se han hecho esperar tras un largo invierno al que ha costado decir adiós y aunque no se pueden lanzar campanas al vuelo, parece que el buen tiempo se va instalando en todo el territorio nacional y con ellas, las alergias, el lagrimeo de ojos, las irritaciones en la piel, rozaduras o picaduras de insectos.

Por ello, desde los laboratorios Aboca muestran su “arsenal natural” para prevenir o tratar, en caso de que sea tarde, todas estas molestias que conlleva la primavera. Una época del año que tal y como dice el refrán “la sangre altera” y que con un buen botiquín y unos consejos de prevención se puede hacer mucho más llevadero este periodo previo al verano.

A tal efecto, Raquel Vicente, responsable del equipo de formadores de Aboca España, en un encuentro con la prensa, aseguró que “no hay nada para curar la alergia”, pero presentó a quienes pueden convertirse en los “mejores aliados” para combatirlas.

Ojos y nariz

Ante el lagrimeo de ojos o la congestión nasal, Aboca ofrece su ayuda a través de Fitonasal (spray nasal) y Fitostill (monodosis).

El primero lleva un complejo molecular que se llama actifilm que forma una barrera en la mucosa de la nariz y minimiza el contacto con el agente irritante. Es apto para un uso frecuente y durante períodos prolongados y su principal ventaja es que no reseca ni engancha y tampoco irrita. Por su parte Fitostill actúa también mediate una barrera protectora sobre le ojo y su ventaja es que lo hace sobre las tres capas del ojo (mucosa, lipídica y acuosa). Evita el contacto y repara, regenera e hidrata el ojo. Vicenterecomendaba su uso para alérgias, exposiciones largas al ordenador o para el síndrome del ojo seco. (Se puede usar con lentes de contacto).

Escudos contra el sol

Aunque hasta verano no llegan las frandes exposiciones al sol, es en primavera cuando nuestro cuerpo comienza a prepararse a las primeras tomas de contacto con el astro rey, y por ello, Vicente aconsejaba contar siempre con el biogel de Aloe Vera para reparar la piel o la biopomada de Caléndula para calmar. Ambas compuestas por un 73 por ciento de ingredientes ecológicos y sin siliconas recomendadas para quemaduras solares, picaduras, tras la depilación o el afeitado.

Para golpes y hematomas, lo mejor es Árnica en pomada. cuya acción antiinflamatoria es muy importante. Sirve para golpes y también para dolores musculares tras hacer ejercicio.

Contra el ardor y el reflujo provocado por las grandes ingestas de comida y bebida que conlleva dedicar más tiempo del día al ocio, NeoBianacid mejora la digestión y favorece el vaciado del estómago.

Otro fiel aliado, en este caso para los niños, es LenoDiar Pediatric, un producto que trata la diarrea aguda debido a virus, bacterias o la toma de antibióticos. La ventaja es que no corta la diarrea sino que la modula y además repara la mucosa.

En cuanto a la parte circulatoria, Lynfase y Fisioven pueden ser buenos compañeros de viaje ya que ayudan solventar la hinchazon de piernas, a drenar los tejidos y eliminar liquidos con un efecto bastante inmediato.