Marta Riesgo Madrid | viernes, 25 de noviembre de 2016 h |

En los últimos 30 años se han triplicado los casos de dermatitis atópica en los países industrializados, lo que puede convertirse en un problema emergente de salud pública. Con el objetivo de impulsar la educación sanitaria y terapéutica aplicada a la dermatitis atópica dentro de los centros hospitalarios, tanto públicos como privados, la Fundación para la Dermatitis Atópica promovida y apoyada por los Laboratorios Dermatológicos A-Derma, ha puesto en marcha la Escuela de la Dermatitis Atópica (EDA).

La EDA está dirigida a niños con dermatitis atópica, pero también a sus padres o tutores. Se trata de una acción médica complementaria a la consulta convencional llevada a cabo por personal médico especializado que educa en varias sesiones a un grupo de participantes. La EDA es un proyecto libre, abierto a todos los pediatras y dermatólogos motivados por el proyecto y que deseen participar en él. Para los pacientes es muy sencillo porque se inscriben directamente en cada Escuela cada vez que se convoca un nuevo Taller.

La Escuela es, en definitiva, un lugar de escucha y de intercambio, tanto para los padres como para los niños, donde se plantean temas como las dificultades del tratamiento, el temor a los dermocorticoides, la falta de conocimiento sobre la patología. De esta manera encuentran un espacio donde expresar sus inquietudes, sus dudas y su día a día para que sepan afrontar por ellos mismos los inconvenientes de esta enfermedad.

“La EDA nos permite abordar la dermatitis atópica desde un punto de vista multidisciplinar y conseguir que los padres de niños afectados entiendan su enfermedad desde un punto de vista mucho más global y no limitado al eczema localizado que puedan presentar en un momento dado”, explica Raquel Novo Lens, dermatóloga y responsable de la Escuela de la DA del Hospital Universitario Montepríncipe de Madrid.

Con la puesta en marcha de esta Escuela, los profesionales buscarán desdramatizar la enfermedad, comprenderla y así conocer su evolución, entender bien el porqué de la prescripción del tratamiento para seguirlo adecuadamente, así como la importancia de los consejos y respetarlos debidamente como la higiene diaria o la aplicación del emoliente. Además, tanto niños como familiares pueden hacer todas las preguntas pertinentes para vivir mejor la enfermedad a diario.

La Fundación para la Dermatitis Atópica está dedicada a apoyar la investigación, crear herramientas prácticas de educación y cuidados para la piel que sufre el eczema atópico, así como a sus familiares y a la sociedad en general.