Monitorización remota

Casi cuatro meses después, todavía se escuchan ecos de lo que todo el mundo conoce ya como el Hospital ‘Milagro‘. Con sede en el reciente ferial de IFEMA sirvió como soporte para hacer frente al incremento de pacientes infectados por COVID-19. De ahí quedará en la retina, además de las impactantes imágenes, la experiencia de muchos de los que pasaron por allí.

Dedicación, entrega, esfuerzo y trabajo en equipo son a juicio de su responsable, Fernando Prados, coordinador general de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, las claves del éxito. El famoso “espíritu IFEMA” tuvo mucho que ver. Así lo explicó Prados durante esta edición de los premios.

El que fuera viceconsejero de Sanidad puso también en valor el rol de atención primaria y la readaptación en un entorno hospitalario. Está claro que la multidisciplinariedad jugó un papel fundamental, que además “formaba parte de la exigencia para poner en marcha un hospital así”. Lo más importante, dijo, fue la forma de trabaja “con el paciente delante y ante una estructura desconocida”.
Prados está convencido de que “al final, el personal tiene que buscar soluciones y aquí las encontró, porque fueron capaces de someterse a ese reto”, explicó.

Prados lo tiene claro: “Este ha sido un proyecto de todos, porque se ha volcado toda la sociedad”. De aquellos días quedará para siempre el famoso “espíritu Ifema” del que todavía se sigue hablando. El vínculo entre profesionales y pacientes fue parte de la práctica clínica diaria.