Los avances en el desarrollo de nuevos medicamentos son continuos y variados, impulsados por la investigación científica, la biotecnología e, incluso, la inteligencia artificial (IA). Gracias al trabajo de investigadores y compañías, se están descubriendo soluciones para un número cada vez mayor de patologías. Asimismo, la innovación permite que estas terapias se administren con mínima interferencia para los pacientes.

En este sentido, los Premios Fundamed & Wecare-U 2024 han reconocido el valor de la aportación de Brukinsa (zanubrutinib) de BeiGene, otorgándole el premio a Medicamento del Año. Este fármaco es un inhibidor de la tirosina quinasa de Bruton (BTKi), para tratar la leucemia linfocítica crónica (LLC), el linfoma de zona marginal (LZM) y la macroglobulinemia de Waldenström (MW).

El premio lo recibió Cristina García Medinilla, general manager de BeiGene en España y Portugal, de manos de César Hernández, director general de Cartera y Farmacia del SNS. García Medinilla destacó que la labor de la compañía se ha centrado en el desarrollo de terapias innovadoras «como la que nos trae aquí», aseguró. «Brukinsa ha sido diseñado como un fármaco único, con un desarrollo clínico valiente, con ensayos respecto al comparador, que es distinto porque es el único de su clase, que tiene cinco aprobaciones en distintas indicaciones en agencias reguladoras de todo el mundo. Y esto nos lleva a pensar que poco a poco podemos cambiar el mundo», subrayó.

César Hernández, director general de Cartera y Farmacia del SNS, entrega el premio a Cristina García Medinilla, general manager de BeiGene en España y Portugal.

Actualmente, Brukinsa es el único BTKi aprobado en Europa para estas tres indicaciones. En España, las autorizaciones de zanubrutinib en LLC, LZM y MW en solo nueve meses han supuesto un avance significativo para los pacientes que padecen estas patologías.

«Tenemos claro que teníamos que ser una compañía global, una compañía enfocada a mejorar los tiempos del paciente y del laboratorio, porque precisamente tiempo es lo que no tienen nuestros pacientes y nosotros trabajamos para mejorar esto», aseguró García Medinilla. «Me siento muy orgullosa de decir que Brukinsa ha recibido en España el reembolso para tres indicaciones en nueve meses y que, además, mi compañía tiene este fármaco aprobado el 70 países, algunos de los cuales no ha sido priorizados por la industria tradicional, por lo tanto, es un orgullo para mí poder recibir este premio», añadió.

Así, la general manager de BeiGene aprovechó la ocasión para agradecer la labor del equipo con el que trabaja diariamente. «A los profesionales sanitarios, a los investigadores que nos apoyan y que han creído nuestro proyecto. También aprovecho para tender la mano, pues nuestra compañía lleva en su ADN la colaboración, la colaboración entre compañías y la colaboración público-privada para seguir avanzando, porque creemos que juntos se llega más lejos», destacó.

Reconociendo la innovación

Junto a BeiGene, otras tres compañías han sido finalistas para este premio. Por un lado, Pierre Fabre, con su inmunoterapia alogénica de células T, Ebvallo (tabelecleucel), que elimina células positivas para el virus Epstein-Barr (EBV) mediante el antígeno leucocitario humano (HLA). Por otro lado, Gilead contaba con dos medicamentos propuestos: Hepcludex (bulevirtida) para el tratamiento de la hepatitis D y Tecartus (brexucabtagene autoleucel) como terapia CAR-T aprobada por la FDA y la EMA en 2020 para el linfoma de células del manto (LCM). Asimismo, Pfizer también tenía doble candidatura con Vydura (rimegepant) para el tratamiento agudo de la migraña con o sin aura en adultos, así como para la prevención de la migraña episódica en adultos que sufren al menos cuatro crisis al mes y, con Abrysvo, una vacuna bivalente contra la proteína F en prefusión del virus respiratorio sincitial (VRS).


También te puede interesar…