E l nuevo presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Tomás Cobo ha firmado este jueves el Manifiesto #DóndeEstánEllas, una iniciativa de la Oficina del Parlamento Europeo en España que tiene como objetivo visibilizar la presencia de mujeres expertas en el espacio público.

La firma de este manifiesto, en presencia de la Directora de la Oficina del Parlamento Europeo en España, María Andrés Marín, y de la vicepresidenta de la Comisión de Derechos de las Mujeres e Igualdad de Género en el Parlamento Europeo, María Eugenia Rodríguez Palop, ha tenido lugar en el transcurso de la jornada ‘Avanzando hacia el liderazgo femenino’, celebrada en la entidad colegial.

Durante su intervención, María Andrés destacó la importancia de crear referentes y que puedan potenciar este liderazgo. La responsable detalló que fue que durante la pandemia cuando se decidió incorporar al sector hospitalario en este manifiesto. A día de hoy son ya cuarenta los centros que van a sellar este compromiso, aunque por ahora se ha firmado con una docena de hospitales.

Un 23% de mujeres con cargos directivos en Sanidad

Andrés Marín destacó que “a pesar de que las mujeres representan el 76 por ciento del sector sanitario, solo el 23 por ciento tienen mandos directivos en el sector sanitario”. Al mismo tiempo, recordó que “siguen existiendo pirámides y techos de cristal”. Según explicó, los centros hospitalarios que han suscrito este manifiesto se han comprometido a aumentar el peso de las mujeres en los programas de formación. “Es importante que en estos programas la formadora sea también mujer”, indicó.

Con esta firma, explica la portavoz de la oficina española, el Cgcom se compromete a dar esa visibilidad de las mujeres en puestos de liderazgo. Durante un año, tendrán que medir cuántos hombres expertos y cuántas mujeres expertas participan en los diferentes foros.

“En esta iniciativa ponemos en conjunto las cifras. No estamos hablando de una cuota obligatoria. Es hacer una radiografía que nos permita en ver en qué fallamos para mejorar”, sentenció.

Por ahora, son 144 las entidades que han firmado la iniciativa española, que tiene un recorrido de tres años.

En este tiempo, María Andrés aseguró que han observado un retroceso “brutal” en la visibilidad de las mujeres en los eventos públicos durante la pandemia. “Los paneles o seminarios y conferencias en los que solo han participado varones se han multiplicado por siete. Es un muestreo que tiene que ser representativo de lo que está ocurriendo”, denunció.

Por su parte, la vicepresidenta de la Comisión de Derechos de las Mujeres e Igualdad de Género en el Parlamento Europeo, Eugenia Rodríguez Palop, explicó las iniciativas europeas en este terreno.

Hay un “techo de cemento” que implica decidir dejar de crecer para cuidar, por las ausencias en la cadena de los cuidados

La portavoz repasó las líneas clave del informe aprobado en el Parlamento sobre la nueva Estrategia de Igualdad, que establece tres ejes. Un primer eje centrado la violencia de género, una segunda línea basada en la igualdad de oportunidades y la reducción de la brecha salarial y una tercera línea que pone el acento sobre la ausencia de mujeres en espacios directivos y de decisión política y empresarial.

En este sentido, recordó que hay una directiva que establece el 40/60 por ciento de representación paralizada en el Consejo Europeo desde hace doce años.

Pacto por los Cuidados

Además, añadió que la Comisión ha reclamado un Pacto europeo por los Cuidados que podría ser como el Pacto Verde, algo importante que cambiara el panorama de los servicios sociales y sanitarios de toda la UE.

“Queremos que las condiciones laborales sean mejores y que se revaloricen económicamente”, apostilló.

Junto a la idea de techo de cristal, Rodríguez aludió al “techo de cemento, que son los casos en los que las mujeres deciden dejar de crecer para cuidar porque en esa cadena de cuidados faltan instituciones y varones”.

Por otra parte, repasó que en Medicina, la mujer representa el 56,4, de los profesionales;  un 65,7 en Farmacia y hasta el 84,5 por ciento en Enfermería 84,5.

Para finalizar, hizo hincapié en que la brecha salarial en el espacio sanitario ronda los 9.000 euros anuales, de manera que la mujer recibe un salario un 27 por ciento menor que los hombres.

En definitiva, “son sectores feminizados y precarizados que, sin embargo, se han considerado esenciales en todos los momentos de nuestra vida”, sentenció.