M.R Madrid | viernes, 21 de septiembre de 2018 h |

Laboratorios Urgo inicia una colaboración con la Fundación Aladina a través de su gama Alvityl. El laboratorio donará a la fundación el dos por ciento neto de las ventas obtenidas de todos los productos Alvityl realizadas entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2018. De esta manera este laboratorio farmacéutico se suma a las empresas que colaboran con la Fundación Aladina para contribuir en la mejora de la calidad de vida de niños y adolescentes enfermos de cáncer.

Fiel a la esencia de la compañía de ofrecer soluciones a los pequeños problemas de salud cotidianos, así como invertir en investigación y desarrollo de productos que mejoren la calidad de vida de las personas, Urgo da un paso más en su actividad con la firma de este acuerdo de colaboración con la Fundación Aladina, cuya actividad se centra en el apoyo emocional, psicológico y material tanto a enfermos de cáncer en edad infantil y adolescente como a sus familiares.

Los complementos alimenticios Alvityl son fórmulas completas de vitaminas y minerales indicadas para todo tipo de estados carenciales y adaptadas a toda la familia. Alvityl Multivitamínico es una fórmula completa de 11 vitaminas indicado para niños a partir de dos años. Alvityl Plus y Efervescente ofrecen diferentes combinaciones de vitaminas y minerales en distintos formatos y sabores, como frutas o chocolate, para hacer más apetecible su toma para los niños. Alvityl Energy Real, con sabor a fresa, añade las propiedades de la jalea real a vitaminas y minerales, además, con un envase innovador que mantiene intactas sus propiedades. Para mejorar los problemas de sueño, Alvityl Noches Tranquilas es una fórmula completa a base de melisa, manzanilla, tila, magnesio y vitamina D que contribuye a mejorar la relajación y conciliar el sueño.

La Fundación Aladina nace en 2005 tras el voluntariado que realizó su presidente, Paco Arango, en el Hospital Niño Jesús de Madrid, con el objetivo de proporcionar apoyo integral (emocional, psicológica y material) a niños y adolescentes enfermos de cáncer, y a sus familias. Desde ese momento han ayudado a más de 10.800 menores y familias a recuperar la sonrisa y las ganas de luchar a través de sus múltiples programas.