Premios BiC

La figura del farmacéutico ha ganado valor con la llegada de la pandemia global. En este sentido, seis de cada diez españoles acudirán antes a la farmacia que a su médico de atención primaria para consultas relacionadas con dolores articulares o resfriados comunes.

Así lo revela la encuesta realizada por GSK Consumer, en colaboración con Ipsos MORI, que ha analizado el comportamiento sanitario de los europeos y en la que han participado 4.000 personas de entre 16 y 75 años. Los países que han contribuido son España, Italia, Gran Bretaña y Alemania.

“Los resultados de la encuesta nos han servido para constatar que la salud es hoy por hoy un elemento de suma importancia para las personas”, ha explicado Helen Tomlinson, directora general de GSK Consumer Healthcare para España y Portugal.

En concreto, la encuesta señala que un 45 por ciento de los españoles tiene la intención de usar a su farmacéutico más en el futuro para dar consejos de cómo tratar problemas de salud.

“Entran en juego dos factores: el farmacéutico es considerado un profesional de la salud, y por tanto un punto de referencia. Y tampoco podemos obviar la solidaridad de la población, evitando visitas innecesarias que sobrecarguen el sistema médico”

Helen Tomlinson, directora general de GSK Consumer Healthcare para España y Portugal

En este sentido, el estudio indica que los españoles estamos “muy concienciados” sobre la importancia de no colapsar el sistema sanitario. Un 84 por ciento de los encuestados afirman que “antes ir a una cita con el médico tomarán medidas de autocuidado”.

Por otro lado, consultar a un farmacéutico de forma más frecuente ante pequeños problemas de salud es un hecho que se plantean casi la mitad de encuestados españoles, italianos y británicos. Por el contrario, solo un 27 por ciento de los encuestados alemanes haría lo mismo.

El médico, el interlocutor favorito

A pesar de los porcentajes a favor de la farmacia, el profesional médico sigue siendo el interlocutor preferido en materia de salud. Los resultados de la encuesta señalan que el 65 por ciento de los españoles afirma que el médico son sus primeros contactos en relación a dolores de movimiento, erupciones cutáneas o resfriados.

En el caso de italia, el porcentaje es el 66 por ciento, muy similar al español, y el alemán el 56 por ciento. Los británicos, por el contrario, se alejan bastante de esta afirmación, ya que solo el 28 por ciento se pone en contacto con profesionales médicos en primer lugar.

Así, mientras que el 44% de los españoles pasa más tiempo investigando sobre temas relacionados con la salud, solo el 4% busca asesoramiento médico en Internet. En Gran Bretaña, esta cifra asciende al 17%.

Medicamentos sin receta

Tomar precauciones para no caer enfermos es algo en lo que coinciden la mayoría de los europeos. En esta línea, el 18 por ciento de los españoles afirma que tiene intención de aprovisionar su botiquín con medicamentos sin receta. Este porcentaje sitúa a los españoles a la cola de Europa, porque el 34 por ciento de los británicos, el 25 por ciento de los alemanes y el 24 por ciento de los italianos están conformes con este hecho.

En relación al uso de productos vitamínicos y multivitamínicos, cuatro de cada diez españoles (el 39 por ciento) reconocieron estar planteándose consumirlos en su día a día. En el caso del resto de los europeos encuestados, el 47% de los italianos, el 35% de los alemanes y el 34% de los británicos aprobaron esa declaración.

“La responsabilidad que como individuos tenemos de cuidar de nuestra salud es empoderadora, solidaria y acorde a los tiempos que vivimos”

Helen Tomlinson, directora general de GSK Consumer Healthcare para España y Portugal

Asimismo, los encuestados señalan que pretenden quedarse más tiempo en casa cuando estén enfermos para evitar infectar a otros. Así lo reflejan el 80% de los españoles encuestados, el 82% de los italianos, el 78% de los británicos y el 68% de los alemanes; que evidencian que el autocuidado se ha posicionado como un beneficio que no incide solo en uno mismo, sino en nuestros seres queridos y en la sociedad.

España, en cabeza de la concienciación

La llegada del COVID-19 ha enseñado a los ciudadanos a ser más conscientes de la importancia del autocuidado. Esta situación ha animado a hacer cambios positivos que repercutan directamente en la mejoría de su salud.

El 74% de los españoles encuestados declaró que tenía más en cuenta su salud al tomar decisiones cotidianas que antes de la pandemia. Detrás se sitúa Italia (69%) y, muy por detrás, Gran Bretaña (donde el 62% estaba de acuerdo con esta declaración) y Alemania (donde solo el 54% la aprobó).

Además, dos de cada tres españoles (66%) confirmaron que ahora entienden mejor qué impacta en su salud, al igual que el 62% de los italianos. Sin embargo, sólo alrededor de la mitad de los participantes en Gran Bretaña (56%) y en Alemania (52%) afirmaron lo mismo.

“El mundo ha cambiado y no volverá a ser el que dejamos atrás hace unos meses. Antes de la pandemia el 36% de los encuestados españoles daba por sentada su salud, y ahora el 74% tiene presente su salud en la toma de decisiones diaria”

Helen Tomlinson, directora general de GSK Consumer Healthcare para España y Portugal

En palabras de la Tomlinson, todos estos datos “forman un patrón social que plantea preguntas y que compañías como GSK Consumer Healthcare debemos tratar de responder: la gente sigue estando del lado de sus marcas de confianza mientras se apoya en fuentes de información creíbles”, ha concluido la directora general.


También te puede interesar:

Cómo combinar el teletrabajo con unos hábitos de vida saludable