A la hora de hablar del autocuidado de la población, el papel que juega la farmacia es imprescindible. Son las compañías del sector las que desarrollan productos y soluciones para mejorar la salud de la población, pero es la farmacia quien dispensa estos productos y puede asesorar a los usuarios de primera mano. En el marco de Infarma 2024, se celebró la mesa de actualidad ‘¿Cómo puede mejorar la indicación farmacéutica el autocuidado de la salud en la población?’; en ella, Jaume Pey, director general de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) y Vicente J. Baixauli, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) hicieron una radiografía del escenario actual y abordaron los desafíos pendientes.

España vs. Europa

Uno de los valores que aporta la farmacia comunitaria es que puede actuar tanto en prevención como en tratamiento. “Vienen personas enfermas, pero también sanas, lo que nos permite actuar en términos de prevención primaria”, expuso Baixauli. Además, puso el foco en que hay medicamentos que en otros países se pueden dispensar mientras que en otros no. Aquí, Pey indicó que “el gasto medio per cápita a nivel europeo es de unos 200 euros y en España estamos en 164”; yendo al detalle, apuntó que “lo que nos sitúa por debajo es la penetración de medicamentos sin receta, donde estamos en la mitad de Europa. En el resto de segmentos, según datos de IQVIA, España se sitúa a niveles similares del resto de países del entorno.

Según las cifras que maneja la Asociación Europea de la Industria del Autocuidado (AESGP, por sus siglas en inglés), en España, la participación de los medicamentos sin receta es del 7 por ciento mientras que el promedio europeo es del 12 por ciento. Desde un prisma positivo, Pey indicó que “se puede ver como que hay un campo de crecimiento importante porque España es un país emergente en el sector del autocuidado”.

La farmacia como intermediaria

En septiembre terminó el estudio ‘INDICA+PRO. Programa para la implantación, integración y sostenibilidad de un Servicio de Indicación Farmacéutica Protocolizado en la práctica habitual’. Como explica Baixauli, en este se vio que “uno de los grupos de productos más demandados en la oficina de farmacia es el dolor, concretamente, el dolor articular”. Al haber un escalón intermedio entre los medicamentos de prescripción y los que no precisan de la misma, el presidente de SEFAC consideró que “han de producirse cambios para que desde la farmacia se pueda dar siempre respuesta a los problemas del ciudadano”.

Y es que, como señaló Pey, “el ciudadano sabe cada vez más sobre su salud; el panorama es muy diferente al de hace unas décadas, y las personas se informan”. Por ello, siguiendo el hilo de los cambios que deben impactar en la farmacia que planteaba Baixauli, se refirió a “categorías como las migrañas, disfunción eréctil o tratamiento del colon irritable que, aunque son indicaciones que requieren de un primer diagnóstico, una vez se obtiene, los pacientes reconocen perfectamente los síntomas y no tienen sentido que no puedan acceder a estas indicaciones como autocuidado”. Con esto como contexto, consideró que “la legislación debe incluir que en determinadas patologías, una vez se cuente con un primer diagnóstico, exista una indicación que sea de autocuidado”. En este sentido, especificó que “esto no quiere decir que el ciudadano pueda automedicarse, pero en otros países esto existe”. Así, Pey confió en la revisión de la Ley de Garantías o los cambios incluidos en el nuevo paquete farmacéutico europeo para dar respuesta a estas demandas.

Además, el director general de anefp recordó que “se debe trabajar con los profesionales sanitarios y evitar así que los ciudadanos puedan acudir a sitios con menos garantías como algunos portales de internet que no otorgan seguridad”. “Necesitamos un marco legislativo que apoye el autocuidado y acompañe tanto al ciudadano como a los profesionales sanitarios”, aseveró.

Otro de los puntos al que aludieron los expertos fue al papel de la farmacia en prevención. En palabras de Baixauli, “uno de los ejemplos más claros es el de los test de COVID; pero también podemos extrapolar estas pruebas a otras infecciones respiratorias agudas como VRS o gripe o los test de autodiagnóstico en infecciones de transmisión sexual”. “El ciudadano puede acceder perfectamente a este tipo de test y se pueden hacer cribados”, aportó el presidente de SEFAC, puntualizando que “es importante que los productos sanitarios de autodiagnóstico los podamos dispensar desde la farmacia, también como método para frenar la transmisión”. Sobre este aspecto, Pey apuntó que “los productos de autodiagnóstico, en principio deberían ser sin prescripción, aunque se pueden comunicar los resultados a lo público”. 

Puerta de entrada al sistema sanitario

Baixauli explicó que en otros países europeos “se ha puesto en marcha la iniciativa ‘Pharmacy first’, para que cuando los ciudadanos tengan que consultar síntomas menores puedan acudir primero a la farmacia y los casos más graves se deriven a la consulta médica”. Esto, opinó, “puede ser de gran utilidad sobre todo en casos que sobrecargan consultas y hospitales, como los picos de patologías agudas respiratorias”. Para trasladar este sistema a España, apostó por “recoger un poco de esa evidencia que existe en otros países”.

Por otra parte, Pey puso un dato sobre la mesa: “si los medicamentos sin receta desaparecieran esto supondría un impacto en el sistema sanitario de 2.000 millones de euros”. “Los productos de autocuidado están pensados para la farmacia y si tenemos un problema de asistencia en los centros de salud, si esta parte del sector desapareciera, sería caótico”, agregó. Por ello, más allá de a nivel de salud, puso en valor que “el sector del autocuidado tiene un rol importantísimo en la sostenibilidad del sistema”.

Asimismo, Pey puso en valor los amplios conocimientos que tienen que albergar los farmacéuticos para poder ofrecer el producto más adecuado para cada caso. “Estos profesionales tienen que formarse sobre alrededor de 75.000 productos y desde el sector del autocuidado también tenemos una responsabilidad en esto; tenemos que ayudar a la farmacia comunitaria porque tiene un rol clave y alrededor de dos millones de personas la transitan cada día”.

Baixauli resaltó el papel de los farmacéuticos en este punto, aportando que, en base a los resultados de INDICA+PRO, “entre el 20 y el 30 por ciento de pacientes que acudieron a la farmacia a pedir un producto de autocuidado concreto fueron redirigidos a otros, porque como existen muchos inputs, todavía hay bastantes casos en los que lo que necesitan no es lo que piensan”.

Cambios normativos

Con todo esto, Pey consideró que, a la hora de plantear cambios normativos “hay que pensar en lo que se hace a día de hoy pero también en qué impacto tendrá en 10 años, porque es muy difícil cambiar las normas”. Por último, aludió a otros mecanismos de autorregulación, como el sello anefp, poniendo en valor “el buen uso que hacen del mismo las compañías del sector, lo que también es muestra de su voluntad por hacer las cosas bien”.

Tanto a nivel de competencias de la farmacia como de regulación del sector, Pey incidió en que es necesario “contar con normas acordes”. “Los medicamentos de autocuidado son complejos y se está innovando mucho en segmentos como el de complementos alimenticios; tenemos que ser capaces de contar con normas que se entiendan y que puedan ser compartidas con todas las profesiones sanitarias no en términos de competencia, sino de colaboración”, expresó Pey.

De cara a los posibles cambios normativos, Baixauli puntualizó que, en cuanto al papel de la farmacia, “habría que diferenciar muy claramente bajo ese paraguas legal las competencias, conocimientos y aptitudes que puede tener el profesional”. También instó a diferenciar “la parte legislativa del Estado, a través del Ministerio de Sanidad con cuestiones como la regulación de medicamentos” y la parte de las comunidades autónomas “por su papel en la regulación de la formación”. “Hay una parte estatal con sus competencias y una parte regional que tenemos que articular porque ambas son imprescindibles”, afirmó.


También te puede interesar…

https://elglobal.es/farmacia/ifema-abre-sus-puertas-a-infarma-2024-para-unas-farmacias-mas-innovadoras-vanguardistas-y-sostenibles/: SEFAC y anefp abogan por un cambio normativo que dé a las farmacias un papel más relevante en autocuidado