Premios BiC

La crisis sanitaria provocada por la Covid-19 ha puesto contra las cuerdas a nuestro sistema sanitario. En los momentos de mayor tensión, los profesionales sanitarios se han dejado la piel. Pero no han estado solos. Su labor ha estado acompañada por una oleada de solidaridad. Han sido muchas las compañías farmacéuticas que han querido sumarse a los esfuerzos globales y han aportado su granito de arena realizando generosas donaciones.

Desde la Asociación del Autocuidado de la Salud (anefp) valoran el compromiso de las compañías de autocuidado con la salud de las personas y su contribución para paliar esta crisis sanitaria, a través de la puesta en marcha de distintas acciones solidarias, que tanto están ayudando a la protección de los profesionales sanitarios. Además, la asociación recalca la colaboración con instituciones y ONGs, así como la cooperación en investigación que están manteniendo muchas compañías para luchar contra esta pandemia.

Los más vulnerables

El virus está sobrepasando, sobre todo, a hospitales y centros de mayores. Por eso, los Laboratorios Pierre Fabre se han comprometido con las residencias de ancianos, uno de los colectivos más vulnerables en esta crisis sanitaria. Entre las donaciones, se encuentran miles de productos de autocuidado, pero destaca la fabricación expresa para la urgencia sanitaria de 19.000 geles hidroalcohólicos.

De la misma manera ha contribuido Faes Farma con la fabricación excepcional de más de 100.000 litros de gel hidroalcohólico. Asimismo, la compañía ha gestionado la entrega de 100.000 guantes y 50.000 mascarillas FFP2 a hospitales y residencias. Stada no ha querido quedarse atrás. Esta compañía ha donado 50.000 mascarillas y productos de higiene con la intención de dar “protección a los profesionales sanitarios de hospitales, farmacias y personal de la ONG Médicos Sin Fronteras”.

Además, Johnson & Johnson ha puesto el foco en los más necesitados: las residencias geriátricas, las residencias de personas con discapacidad, los centros de infancia o las casas de acogida a mujeres víctimas de violencia de género, entre otros. De esta manera, ha realizado una donación de más de 86.000 unidades de productos de higiene, que se suma a las casi 137.000 unidades de productos de consumo que hicieron llegar a las personas sin hogar, hospitales y hoteles medicalizados.

Y, coincidiendo con los mayores momentos de tensión generada por el aumento de contagios en nuestro país, Laboratorios Farmacéuticos Rovi gestionó la compra extraordinaria de un millón de mascarillas quirúrgicas y coordinó la entrega de 1.000 trajes de protección especial. Todo ello lo donó al Ministerio de Sanidad y se destinó tanto a los profesionales sanitarios, que trabajan sin descanso, como a los pacientes.

Apoyo a farmacéuticos

Otro colectivo al que las compañías no han querido dejar desamparado es el de los farmacéutico. GSK España ha distribuido en cerca de 4.500 farmacias de todo el territorio nacional más 27.000 pantallas de protección faciales destinadas a estos profesionales farmacéuticos y auxiliares.

“Debemos apoyarles en todo aquello que esté a nuestro alcance. Venimos llevando a cabo múltiples iniciativas internas para facilitarles el trabajo y permitir a nuestros compañeros en farmacias que su única preocupación sea atender a los pacientes, que les necesitan más que nunca”, asegura Sergio Agraz, director del canal Farmacia en Consumer Healthcare.

Anefp valora las acciones solidarias de las compañías de autocuidado, que contribuyen a mitigar los efectos de la crisis sanitaria

Desde GSK muestran su apoyo al colectivo de los farmacéuticos con iniciativas que buscan facilitar su trabajo

La investigación, fundamental

Tanto Cantabria Labs como Esteve colaboran para potenciar la investigación, un pilar muy importante para conocer más datos del virus y encontrar un tratamiento eficaz contra él. Cantabria Labs presta apoyo técnico y financiero al proyecto de investigación Covid-19 de la Universidad de Alcalá. Su objetivo es saber con precisión qué medicamentos y qué tratamientos requerirán los pacientes en cada fase de la enfermedad.

Por su parte, Esteve participa en la plataforma europea de supercomputación EXSCALATE4COV (EAC). Tiene dos finalidades: la identificación/reposicionamiento de medicamentos con actividad frente al virus y el desarrollo de una herramienta eficaz para contrarrestar futuras epidemias.

Aportaciones monetarias

Cinfa ha decidido colaborar con Cruz Roja y Cáritas. En total ha donado 1,4 millones de euros para ayudar a combatir la crisis. Un millón de euros irán a parar en proyectos de salud dirigidos a colectivos vulnerables, mientras los 400.000 euros restantes, se destinarán a material de protección para los sanitarios.

Bayer, además de repartir 30.000 unidades de productos de Bepanthol para cuidar la piel de los sanitarios y voluntarios de Cruz Roja ante posibles irritaciones por el uso de mascarillas y guantes, también ha aportado 800.000 euros al SNS. El dinero servirá para adquirir equipamiento médico y camas articuladas.

Y el Grupo Recordati se centró en la comunidad más castigada por la Covid-19: Madrid. Ante su petición urgente de ayuda, donó 500.000 euros a la región. Además, a nivel global ha inyectado cinco millones de euros, priorizando la zona de Lombardía (Italia).

La nutrición también importa

En tiempos de cuarentena, cuando se puede caer en el “picoteo entre comidas” y se realiza menos ejercicio, una buena alimentación es importante. Por eso, Arkopharma Laboratorios ha creado un canal gratuito de nutricionistas a distancia para atender a las personas que necesiten asesoramiento nutricial durante la etapa de confinamiento, que “dificulta seguir una dieta sana”.

Ante este problema, la ayuda y apoyo de un experto en nutrición es fundamental. El canal incluye sugerencias de menús equilibrados, pautas de alimentación para todos los días e ideas para la lista de la compra. ¿El objetivo? Que la población siga cuidando su salud.