Premios BiC
Madrid | viernes, 24 de noviembre de 2017 h |

Con el inicio de curso y la llegada del frio, los escolares se convierten en uno de los colectivos más afectados por las infecciones respiratorias. De hecho, se calcula que hasta los 5 años un niño suele padecer entre 6 y 8 infecciones al año. Y es que la inmadurez del sistema inmunitario durante los primeros años de vida les hacen especialmente vulnerables ante este tipo de patologías. Además, aún no tienen suficientemente adquiridos algunos hábitos de higiene, como lavarse frecuentemente las manos, evitar cambios bruscos de temperatura o ventilar los espacios, que pueden contribuir a mantener a raya las infecciones.

En este sentido, cuidar la alimentación durante esta época, priorizando el consumo de alimentos frescos, especialmente de frutas y verduras puede ayudar a reforzar las defensas. En el caso de niños en edad escolar puede ser también beneficiosa la toma de algún complemento alimenticio que incluya en su composición especies vegetales que potencien la activación del sistema inmunológico.

Precisamente, uno de los grupos de sustancias vegetales que se han demostrado eficaces para actuar sobre el funcionamiento del sistema inmunológico son los betaglucanos. Estas sustancias son polisacáridos no digeribles que se encuentran de forma natural en especies vegetales como los cereales, las algas o algunas setas. De hecho, la utilización de betaglucanos procedentes de setas ha sido una práctica habitual en la medicina asiática desde hace siglos.

Pero, para lograr los máximos beneficios de los betaglucanos, no basta con consumirlos en su forma natural en los alimentos, sino que es necesario extraerlos, purificarlos y concentrarlos a partir de las especies vegetales que los contienen.

Imunoglukan P4H, de Laboratorios Ordesa, es un complemento alimenticio natural que destaca por su formulación a base de betaglucanos, en la cual destaca el polisacárido activo Imunoglukan, que se extrae de la Pleurotus ostratus, una seta conocida comúnmente como gírgola o falsa seta de cardo.

Su composición a base de Imunoglukan y vitamina C, le permite ser eficaz para potenciar el correcto funcionamiento de las defensas naturales a través de la activación de receptores intestinales asociados al sistema inmune.