El Global Madrid | viernes, 24 de noviembre de 2017 h |

Un 19 por ciento de los menores españoles sufre en la actualidad obesidad y el 26 por ciento, sobrepeso, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan). Pese a estos datos, los padres no están concienciados sobre la necesidad de que los niños mejoren sus hábitos nutricionales, cada vez más alejados de la dieta mediterránea.

Por eso, con motivo Día Universal de la Infancia, Cinfa recuerda que, tal y como se desprende de su V Estudio CinfaSalud: “Percepción y hábitos de salud de las familias españolas sobre nutrición infantil”, la percepción de los padres y madres respecto al peso de sus hijos no se corresponde con la realidad en cuatro de cada diez casos (42,3 por ciento), mientras que el 13,1 por ciento de ellos no tiene conciencia del sobrepeso u obesidad reales de su niño o niña.

En este sentido, el experto del Departamento Científico de Cinfa, Eduardo González Zorzano, indica que “dado que una correcta nutrición constituye un pilar básico para el correcto desarrollo y bienestar del niño, los progenitores deben inculcar a sus hijos e hijas hábitos alimentarios saludables, que les permitan crecer sanos y les ayuden a prevenir el sobrepeso y la obesidad, así como enfermedades crónicas de base nutricional en la infancia, como la diabetes o la hipertensión”.

El experto de Cinfa también advierte de que “deben hacer cinco comidas diarias, en las que estén incluidos todos los grupos de alimentos de la pirámide alimentaria, lo que les aportará la cantidad de energía y nutrientes necesarios para un correcto desarrollo”.

La investigación revela que más de la mitad (51,9 por ciento) de los escolares españoles consume carne entre cuatro y siete ocasiones a la semana, mucho más de lo aconsejado por los expertos, que indican que esta ingesta debería ser de entre una y tres veces semanales. Además, solo uno de cada cinco niños y niñas (21,3 por ciento) toma pescado con la frecuencia recomendada , mientras que únicamente uno de cada diez (12,1 por ciento) come verdura en más de siete ocasiones y el 30,3 por ciento nada más toma fruta con esta misma frecuencia.En cambio, tres de cada cuatro niños y niñas españoles (74,5 por ciento) comen chucherías alguna vez a la semana.

Por ello, desde Cinfa, recuerdan la importancia de recuperar la dieta mediterránea, comer en familia alejados de los móviles o televisores, involucrarles en el proceso de compra y preparación de los alimentos o asegurarnos de que duermen más de diez horas, entre otros.