Premios BiC
M. R. Madrid | viernes, 13 de diciembre de 2019 h |

En el último trimestre del año Asturias ha incorporado los medicamentos sin receta y no financiados en sus bases de datos de prescripción electrónica, sumándose a Cataluña, Canarias, Extremadura, Madrid, Valencia, Castilla-La Mancha, Galicia, País Vasco y Navarra, comunidades en las que ya es una realidad, tal y como confirma la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp).

De hecho, la patronal del sector del autocuidado espera que a lo largo de 2020 se sumen cuatro comunidades autónomas más y se cumpla así uno de los principales objetivos de la asociación, dada su importancia, “desde el punto de vista asistencial, en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y de la propia sostenibilidad de los sistemas sanitarios”, explican desde Anefp.

De este modo, la organización del sector del autocuidado asegura que el desarrollo de la interoperabilidad “ha sido un facilitador para que estas diez comunidades autónomas incluyan los medicamentos de autocuidado en sus sistemas de prescripción electrónica y que en próximos ejercicios sea posible completar el mapa de todas las comunidades”.

En 2020 se espera poder comenzar a dar los primeros pasos en la incorporación de los productos de autocuidado a las bases de prescripción electrónica, así como prospectar el futuro de la e-receta privada.

En relación con este tema, el Comité de Relaciones Institucionales de Anefp está trabajando en la organización del III Foro CC.AA. – Anefp, que se celebrará en el primer trimestre de 2020 y en el que se podrán compartir experiencias en relación con la incorporación y el funcionamiento de esta prescripción electrónica de medicamentos de autocuidado en las comunidades autónomas.