Lo que la pandemia nos ha enseñado

Por Fina Lladós, directora general de Amgen

215

Por Fina Lladós, directora general de Amgen

Aunque, de forma simple, podríamos resumir 2020 como un año difícil lleno de momentos muy amargos, somos muchos los que hemos iniciado 2021 con cierto halo de optimismo.

Porque si algo nos trajo el año pasado fue un aprendizaje claro que debe marcar nuestro futuro más cercano: economía y salud van de la mano. Es así, no solo porque las decisiones en un campo repercutan directamente en el otro, sino también porque la Sanidad y, concretamente, el sector farmacéutico será clave en la recuperación económica.

Y lo será gracias al esfuerzo presente y futuro de todos los agentes implicados: profesionales sanitarios, investigadores, administración pública, industria y pacientes. Porque ahora más que nunca tenemos que seguir remando juntos hacia una estrategia que nos permita impulsar una Sanidad mermada por los efectos de la pandemia.

Más inversión en salud e I+D

Una parte de este impulso pasa por aumentar la inversión en Salud. Y es que a lo largo de todo el año ha quedado patente la necesidad de reforzar nuestro Sistema Nacional de Salud preservando su carácter equitativo en el acceso a la asistencia.  En la última década, no solo no aumentó la inversión, sino que incluso descendió, pasando de destinar el 6,5% del PIB en 2010 al 6% a principios de 2020.

Parte de esa inversión debería impulsar una mejora del área asistencial. Debemos desarrollar y apoyar una estrategia holística de innovación que impregne todos los ámbitos y niveles del sistema, apoyando a los profesionales y potenciando el uso de la tecnología para mejorar la calidad, la eficiencia, la sostenibilidad y el acceso a la salud.

Debemos desarrollar y apoyar una estrategia holística de innovación que impregne todos los ámbitos y niveles del sistema, apoyando a los profesionales y potenciando el uso de la tecnología para mejorar la calidad, la eficiencia, la sostenibilidad y el acceso a la salud

Otro aspecto esencial es seguir mejorando la capacidad investigadora básica, traslacional y clínica como parte del tejido industrial del sector salud. Según datos del Registro Español de Ensayos Clínicos, España es el referente europeo en número de ensayos relacionados con la covid-19, con más de 150. Este dato refuerza el papel clavel que nuestro país juega en el desarrollo de nuevos fármacos y, podemos tomar a Amgen España como ejemplo. Somos la segunda filial de la compañía que más estudios realiza, solo por detrás de Estados Unidos.

Generación de conocimiento

Sin duda, la mayor pandemia del último siglo nos ha recordado la importancia de apostar por la generación de conocimiento y evidencias científicas, con un foco especial en el rol que juega la genética, tanto en las enfermedades como en las opciones de tratamiento.  Darle un impulso a la medicina genómica, esencia de la innovación médica actual, no sólo atraerá inversión a nuestro país sino que también se convertirá en un gran generador de empleo y de atracción de talento

Pero para impulsar todos estos cambios y lograr un sistema eficiente y de calidad no debemos olvidar que nuestro foco y nuestra razón de ser es el paciente. Es fundamental situarle en el centro de nuestra estrategia y potenciar su presencia en la toma de decisiones sanitarias.

Viene una época complicada desde el punto de vista económico, pero si trabajamos conjuntamente Administración, industria, pacientes y el resto de proveedores del sistema sanitario, potenciando la colaboración público-privada, lograremos que nuestro Sistema Nacional de Salud sea aún mejor y siga siendo un referente mundial en sanidad pública.