La pandemia, un ejemplo más del trabajo del ISCIII en sus 35 años de historia

Por Cristóbal Belda, director del Instituto de Salud Carlos III

92

El año 2021 estuvo marcado, como ya sucediera en 2020, por la pandemia de COVID-19. El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), sin dejar de impulsar sus funciones globales de investigación, formación, prestación de servicios y financiación de la investigación biomédica y sanitaria, continuó aportando trabajo e información para un mejor conocimiento y manejo de la pandemia.

En el año de las vacunas, que según estimaciones publicadas por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) han permitido salvar casi 90.000 vidas de mayores de 60 años en España y cerca de 470.000 en Europa, una de las mayores aportaciones del ISCIII fue el ensayo clínico Combivacs, que evaluó el posible uso de una pauta de vacunación combinada contra el SARS-CoV-2 utilizando una segunda dosis de la vacuna de Comirnaty (Pfizer/BioNtech) en personas menores de 60 años que ya habían recibido una primera dosis de Vaxzevria (AstraZéneca).

Este estudio, pionero en el mundo, aportó información muy útil para la posterior implantación de pautas heterólogas, es decir, las que suponen una combinación de diferentes vacunas, en un momento en que las decisiones de las autoridades de salud pública necesitaban evidencias científicas de posibles alternativas a la vacunación homóloga, es decir, la realizada con una o varias dosis de una misma vacuna.

Confirmar la viabilidad inmunológica y clínica de la combinación de dos vacunas distintas frente a la infección abrió la puerta a posibles programas de vacunación basados en estas combinaciones y, finalmente, la mayoría de la población que ha recibido una tercera dosis lo ha hecho mediante una pauta heteróloga.

“El ensayo Combivacs, el estudio ENE COVID Senior y el COSMO Spain son solo tres ejemplos más, adaptado a la mayor crisis sanitaria de la historia reciente de España, de la misión del ISCIII: investigar, financiar ciencia y ofrecer servicios al sistema”


En 2021 también arrancó otro estudio relevante, el denominado ENE COVID Senior, que está estudiando la funcionalidad inmunitaria a largo plazo tras vacunación en personas mayores. Los objetivos de esta investigación son analizar la eficacia y la duración de la inmunidad frente a SARS-CoV-2 a lo largo del tiempo, analizando la influencia de nuevas dosis, la capacidad de neutralización frente a nuevas variantes del virus y la evolución de la inmunidad celular.

El estudio, que continúa en marcha y que este año seguirá aportando datos, ofreció a primeros de este 2022 sus primeros resultados: los títulos de anticuerpos totales se incrementan tras la tercera dosis de la vacuna, fortaleciendo la inmunidad, y los anticuerpos neutralizantes también aumentan, tanto frente a la variante Ómicron como a la variante Delta. Además, la inmunidad celular se mantiene tras la tercera dosis de la vacuna.

Por otro lado, consciente de que conocer cómo influye la pandemia en la población es fundamental para guiar las actuaciones, el ISCIII también trabajó durante 2021 con una encuesta, lanzada en 2020 y que continuará activa este año, para analizar la percepción social y los conocimientos en torno al SARS-CoV-2 y la pandemia.

Los resultados del estudio COSMO Spain están permitiendo conocer la evolución de datos como la confianza en las vacunas, el seguimiento de las medidas preventivas, la información consultada por la población y el sentimiento de fatiga pandémica, entre muchos otros.

El ensayo Combivacs, el estudio ENE COVID Senior y el COSMO Spain son sólo tres ejemplos más, adaptado a la crisis de salud pública más importante de la historia reciente española, de la misión del ISCIII. El Instituto seguirá afrontando 2022 igual que lo ha hecho en sus 35 años de historia: investigando, financiando ciencia y ofreciendo servicios a los sistemas científico y sanitario.

Para ello contará este año, además, con el mayor presupuesto de su historia. La aprobación de la Acción Estratégica en Salud 2022, la principal herramienta para la investigación biomédica y sanitaria, ha sido para el Instituto la primera de muchas acciones que, a lo largo de este 2022, seguirán apoyando el objetivo común del ISCIII: mejorar la salud de la población a través de la Ciencia.