La medicina del sueño; un área transversal del conocimiento, por Carlos Egea Santaolalla

Por Carlos Egea Santaolalla, presidente de la Federación Española de Sociedades de Medicina de Sueño (Fesmes)

137

El tiempo dedicado a dormir, y cada vez con más peso científico, es un buen parámetro de esperanza de vida de una persona. Y esto contrasta, con la nuestra cultura ciudadana, donde se considera tiempo de dormir se considera, tiempo perdido. De hecho, estamos progresivamente dedicando menos tiempo, a este apartado de nuestra vida, que es casi un tercio de esta. Si a esto se le sumamos que, la ciencia está asociando estas tres “acciones”, como el sueño, la nutrición y el ejercicio, y se están clasificando como pilares de la salud, parece claro que el sueño es un factor clave que hay que tener en cuenta, para conseguir logros en términos de salud poblacional.

Cerca de la mitad de la población mundial, presenta problemas en relación con sus hábitos de sueño y además menos del 5% consulta por dichos problemas, incrementándose en casi 950 millones de personas, si tenemos en cuenta otro problema de sueño, tan prevalente como el insomnio, como es la apnea obstructiva del sueño.

“Cerca de la mitad de la población mundial, presenta problemas de sueño y además menos del 5% consulta por dichos problemas, incrementándose en casi 950 millones de personas, si tenemos en cuenta el insomnio”

Todo esta epidemia de problemas de sueño, mala higiene de sueño, insomnio, apnea está generando que la alternativa farmacológica, basado en benzodiacepinas o ansiolíticos, de uso generalizado (más de 5 millones de personas cada noche toman una pastilla para dormir en España) puede llegar a ser un grave problema de salud en un futuro cercano, similar a la crisis de opioides que está sufriendo Estados Unidos y que ha originado que sea una de la causas más importantes de muerte en menores de 45 años.

Este es el motivo por el cual, fruto de las iniciativas individuales de las sociedades científicas, tales como de neumología y cirugía torácica, otorrinolaringología, pediatría, psiquiatría, sueño, neurología y odontología, nace un punto de encuentro, académico, que es la Federación de sociedades de Medicina del Sueño (Fesmes), que como otras organizaciones similares, como ejemplo, la Organización de Naciones Unidas (ONU), da visibilidad académica, a las diferentes áreas de cada sociedad científica y representa un espacio único, de encuentro y alianza, donde todo gira entorno a la medicina del sueño.

Su origen, comienza y acabará, con la introducción de la medicina del sueño, en el núcleo de la ciudadanía y desde hace al menos diez años, se está generando un núcleo de acreditaciones de personas, con exámenes de certificación, teórico-prácticos, que además de homogeneizar a los profesionales sanitarios implicados en la medicina del sueño, debería servir para ser el sustrato para comenzar a andar el camino de un Área de Capacitación Especifica (ACE). Esta área, institucional, albergara a todos aquellos profesionales, que, desde diferentes ámbitos de la sanidad, tratarían a los pacientes y acompañarían a esta sociedad a mejorar el curso de la historia, en términos de salud y de envejecimiento saludable.

Probablemente sea una de las áreas médicas más transversales, en el campo de la medicina, no solo porque existen varias especialidades en su seno, sino por que incluye a la odontología, investigadores en medicina del sueño, técnicos, enfermeras y otras disciplinas como la psicología clínica, unidos en el viaje del paciente y de los ciudadanos hacia la solución del problema actual, el sueño de nuestro planeta.