Por Giuseppe Chiericatti, director general de Chiesi España

Chiesi ha evolucionado en los dos últimos años desde un modelo clásico de Responsabilidad Social Corporativa a adoptar el modelo de “Valor Compartido”, por el que hemos pasado a medir nuestro desempeño tanto por nuestros resultados económicos como por el impacto que nuestras actividades generan en la sociedad y en el medio ambiente, otorgando a ambas dimensiones el mismo peso. En 2018 Chiesi se convirtió en una ‘Benefit Corporation’. Esto comportó la adopción de un nuevo estatus legal en jurisdicciones como las de Estados Unidos e Italia, lo que exige legalmente a la compañía considerar el impacto de sus decisiones de negocio sobre el medio ambiente, los trabajadores, los clientes, los proveedores y la sociedad en su conjunto.

En países donde ‘Benefit Corporation’ no es aún una figura jurídica reconocida, como es el caso de España, se han incluido objetivos de impacto social y medioambiental en los estatutos de la filial de Chiesi. En 2019, esta estrategia de Chiesi fue reconocida con la certificación B Corp, siendo el primer grupo farmacéutico que recibe la certificación B Corp a nivel global.

Impacto social positivo

Una B Corp es una empresa cuyo propósito es generar un impacto social positivo y que cumple con elevados estándares sociales y medioambientales, además de asumir un elevado compromiso en materia de transparencia y sostenibilidad. En este sentido, la certificación B Corp reconoce, mediante una rigurosa evaluación, el cumplimiento de los más altos estándares en el desempeño en diferentes aspectos operativos de la empresa, como son la gobernanza de la compañía, la protección del medio ambiente, las condiciones de los empleados y la relación con las comunidades en las que opera y sus grupos de interés.

El movimiento B Corp representa a una comunidad empresarial en rápido crecimiento, tanto a nivel mundial como en España. Actualmente, la comunidad de empresas B Corp forma un movimiento global de más de 3.200 compañías en 70 países y 150 sectores.
Como B Corp, Chiesi está obligada a repensar y rediseñar constantemente la forma en que desarrolla sus actividades de negocio para maximizar tanto el retorno a los accionistas como las externalidades positivas. Además, Chiesi debe promocionar la adopción de medidas sostenibles en toda su cadena de suministro, evaluando a sus proveedores y socios comerciales sobre la base de criterios ESG (Environmental, Social and Governance).

Nos comprometemos a comunicar de forma transparente el impacto de nuestra empresa, no sólo en términos de los resultados alcanzados, sino también de los desafíos a los que nos enfrentamos y que podrían obstaculizar nuestro desempeño social y medioambiental. Por ello, medimos nuestro impacto social y medioambiental con la misma precisión con que registramos nuestros resultados financieros.

Reducción de emisiones

Nuestro compromiso comporta el desarrollo de un sistema capaz de medir, reducir y compensar el impacto de las emisiones en todas nuestras operaciones, así como las de los diversos actores que participan en nuestra cadena de valor y que de alguna forma contribuyen a nuestra huella de carbono a diferentes niveles. De esta forma, por ejemplo, hemos comenzado a medir la huella de carbono de todos nuestros productos a lo largo de su ciclo de vida. Este es un primer paso importante para lograr el objetivo de la descarbonización, ya que lo que no se puede medir no se puede mejorar. El compromiso de Chiesi para 2035 garantiza que también se adoptarán nuevas medidas para el seguimiento y la gestión de las emisiones de nuestros proveedores. En línea con este objetivo, Chiesi anunció en diciembre de 2019 la introducción en el mercado del primer inhalador pMDI con una huella mínima de carbono, garantizando una reducción de casi el 90% de la huella de carbono de estos inhaladores.

Para ello, Chiesi ha comprometido una inversión de 350 millones de euros a para acelerar el desarrollo y llevar esta innovadora solución al mercado en los próximos cinco años (2025). Así, Chiesi se convierte en la primera empresa de la industria farmacéutica a nivel global en adoptar públicamente el compromiso de reducir sustancialmente la huella de carbono de los inhaladores.

Asimismo, vamos a continuar invirtiendo en nuestra plataforma de inhaladores , con el objetivo de garantizar la futura disponibilidad de todo el rango de opciones de tratamiento para los pacientes con asma y EPOC de una forma sostenible.

En un año tan duro de pandemia por covid, donde hemos modificado formas de trabajar, de relacionarnos, de prioridades personales y profesionales … para Chiesi se ha mantenido inalterable su compromiso con el valor compartido. Y estamos orgullosos de ello.