Andalucía: pasos hacia delante en un contexto aún de pandemia

Por Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias de Andalucía

77

Es imposible hablar de lo que fue el 2021 y de lo que esperamos para el 2022 sin tener en cuenta la pandemia que vivimos a nivel mundial desde hace ya dos años. Son muchos meses, muchos días de trabajo incesante para paliar las múltiples adversidades que se nos presentaron inesperadamente, intentando que influyan lo menos posible en la atención que le damos a todos y cada uno de los andaluces.

Un trabajo al que los profesionales sanitarios se han dedicado en cuerpo y alma, sin titubear a la hora de redoblar esfuerzos, por lo que se merecen el mayor de los reconocimientos por parte de las instituciones políticas y por la ciudadanía en general. Gracias, de corazón.

Pese a tanta situación en contra, Andalucía y su sistema sanitario público han ido dando pasos hacia delante, mejorando la herencia que recibimos, como prometió el actual Gobierno cuando tomó las riendas de la comunidad autónoma. Esto se demuestra con los 2.000 millones de euros más que se han destinado a la sanidad pública entre 2019 y 2021, hasta alcanzar los 11.772 millones. O con el gasto sanitario por habitante, que en 2021 ha sido de unos 1.400 euros mientras que en el 2018 era de poco más de 1.200 euros.

O con el número de profesionales sanitarios que trabajan hoy en día para el SAS: Andalucía cuenta con un 31 por ciento más que en el mandato anterior, pasando de los 95.000 que había en el mes de enero de 2019 a los 125.218 que integran hoy el Servicio Andaluz de Salud, la cifra más alta de la historia y muy por encima del resto de comunidades autónomas. Y un último dato: de los 20.000 profesionales que fueron contratados como refuerzo covid, el 91 por ciento de ellos está hoy contratado y trabajando en el Servicio Andaluz de Salud.

Son muchos meses, muchos días de trabajo incesante para paliar las múltiples adversidades, intentando que influyan lo menos posible en la atención que le damos a todos los andaluces

Hoy tenemos más gasto sanitario y más gasto farmacéutico que nunca. Y en el 2022 vamos a seguir invirtiendo en infraestructuras. Que ningún andaluz lo dude: desde la Consejería de Salud y Familias vamos a continuar trabajando para darle la mejor atención posible a todos los ciudadanos. Eso, a pesar de que la oposición nos haya tumbado las cuentas del 2022, que suponía el mayor presupuesto de la historia de la sanidad andaluza con 12.900 millones de euros. Este año queríamos destinar 1.128 millones con el Presupuesto más alto de la historia de la sanidad andaluza, pero la oposición no nos ha dejado.

Con respecto a las infraestructuras, hoy tenemos más hospitales y centros de salud en Andalucía. Por ejemplo, el nuevo Materno Infantil de Torrecárdenas; los HARE de la Janda, Sierra de Cazorla y Estepona; el CARE de Los Alcores; o los Hospitales de Día del Hospital de Valme y de la Merced. Un caso paradigmático es el antiguo Militar de Sevilla, que ha pasado de ser un edificio abandonado a ser un Hospital. Tenemos seis nuevos centros de salud; seis nuevos consultorios; dos nuevos SUAP de Urgencias… y continuamos invirtiendo.

Me centro ahora en la atención primaria. Ahí pusimos el foco desde que llegamos al Gobierno, aumentando nuestra implicación desde el comienzo de la pandemia porque le está afectando claramente al asumir gran parte de la presión asistencial. En Andalucía la llevamos mejorando desde el 2019 y la continuaremos mejoramos pensando en el futuro, poniendo en marcha una Estrategia que incluso el Gobierno de España ha tomado como ejemplo.

Esta Estrategia de Atención Primaria cuenta con varios objetivos claros, entre los que destacan la realización de una revisión de cupos en base a la demanda y a la actividad profesional de los equipos; la redefinición de las agendas profesionales; la implantación de la consulta de acogida de enfermería; medidas para la desburocratización de la Atención Primaria; implementación de las Enfermeras Gestoras de Caso para la coordinación del seguimiento proactivo de los pacientes crónicos de alta complejidad en domicilio y especialmente para la coordinación asistencial a los centros residenciales de mayores; o implementación del Plan de Choque de Salud Mental.

El futuro también pasaba por la integración de las Agencias Públicas Empresariales Sanitarias en el Servicio Andaluz de Salud, algo que ya hemos llevado a cabo suponiendo un cambio de modelo de la sanidad andaluza. Pasamos de un modelo que comportaba una doble red de asistencia sanitaria, la del SAS y la de las Agencias, y un doble régimen laboral que perjudicaba aproximadamente a 9.000 profesionales sanitarios, a un modelo en el que toda la asistencia sanitaria es ejercida por el Servicio Andaluz de Salud y con el mismo régimen laboral para los profesionales sanitarios. Con ello, esos 9.000 trabajadores mejoran sus condiciones laborales.

Acabando, aprovecho para dar las gracias de nuevo a los andaluces por su ejemplar comportamiento en el proceso de vacunación. En Andalucía se han administrado casi 17 millones de dosis. Son ya más de siete millones y medio los que tienen la pauta completa. Y tenemos una de las coberturas más altas de España y el mundo en población mayor de 12 años. Pero sigo haciendo un llamamiento a los indecisos, porque vacunarse significa menos ingresos hospitalarios y, por ende, menos fallecimientos. La pandemia la doblegaremos entre todos gracias a la vacunación.