El cáncer es considerado como un grupo muy heterogéneo de enfermedades. Como consecuencia de los cambios en el estilo de vida, cada vez tiene más prevalencia. La adquisición de hábitos de vida nocivos como el tabaquismo, el alcoholismo y el sedentarismo, sumados al envejecimiento de la población, han contribuido al aumento de las cifras en oncología.

Como ya publicaba la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) la semana pasada, se estima que en 2020 haya alrededor de 273.000 nuevos diagnósticos. Desde Farmaindustria apuntan que la industria farmacéutica no es ajena a esta realidad, por lo que cada año aumentan los ensayos clínicos centrados en oncología.

Así lo demuestran las cifras. La Agencia Española del Medicamento y el Producto Sanitario (Aemps), indica que 2019 cerró con 309 autorizaciones de ensayos clínicos para cáncer. Otro dato que certifica esta tendencia es que hay más de 1.800 nuevos medicamentos en desarrollo para estas patologías a nivel mundial. Ambos son muestra, según la patronal, del esfuerzo que realiza la industria farmacéutica en esta materia.

Impacto en la supervivencia

La oncología y las enfermedades raras son las dos áreas que más han crecido en I+D en los últimos años. Con el foco en oncología, los nuevos antitumorales disponibles en estos últimos 20 años han incrementado las tasas de supervivencia a 5 años para los tipos de cáncer más comunes (mama, próstata, colorrectal y pulmón). Esta tendencia se extrapola a tumores metastásicos como el cáncer de piel, donde la supervivencia aumentó del 5 al 50 por ciento en diez años.

Y es que, aunque entre 1995 y 2018 la incidencia en la Unión Europea ha aumentado casi un 50 por ciento la mortalidad sólo lo ha hecho en un 20 por ciento.

Nuevas terapias en oncología

Los avances en oncología más importantes de las últimas décadas se han producido gracias a la innovación farmacéutica. Las terapias dirigidas para diferentes tipos de tumores, la inmunoterapia o las CAR-T son algunos ejemplos del fruto de esta innovación.

Estas terapias aportan una nueva perspectiva para los pacientes y han supuesto un cambio de paradigma en el abordaje del cáncer. El documento El valor del medicamento oncológico incluye datos sobre prevalencia, incidencia, inversión o nuevas terapias. Según Humberto Arnés, director general de Farmaindustria “el cáncer es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las sociedades modernas, y la industria farmacéutica se ha convertido en un aliado estratégico para los sistemas sanitarios para poder hacerle frente”.

La mejora de los resultados en salud de los pacientes oncológicos es muestra de este avance. “Aún queda mucho por hacer. Pero la respuesta no puede ser de un solo agente; el abordaje del cáncer es una cuestión de todos: administraciones, industria, profesionales sanitarios, investigadores y pacientes”, asegura Arnés.

Ahora, uno de los retos es que todos los pacientes puedan acceder a estas terapias innovadoras de manera equitativa. En palabras de Arnés, “los pacientes oncológicos deben tener acceso a las innovaciones disponibles en igualdad de condiciones en todo el territorio nacional y así asegurar la mayor calidad de la prestación farmacéutica en todo el SNS”. Para contribuir a ello, plantea que instrumentos como Convenio de colaboración entre Gobierno y Farmaindustria, son fundamentales.