El global Madrid | viernes, 23 de marzo de 2018 h |

Los expertos reunidos en el simposio ‘Vacunación antimeningocócica en el adolescente’, organizado por Pfizer en el marco del IX Congreso de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica, han destacado la importancia de la vacunación frente a la enfermedad meningocócica invasiva causada por la bacteria Neisseria meningitidis (meningococo). Las presentaciones clínicas más frecuentes de la enfermedad meningocócica invasiva son la meningitis y la sepsis. Hasta una cuarta parte de los adolescentes pueden ser portadores asintomáticos de Neisseria meningitidis.

En su ponencia ‘Estrategias de vacunación frente al meningococo ACWY en adolescentes’, el Dr. Ignacio Salamanca, coordinador de la Unidad de Investigación del Grupo IHP Pediatría de Sevilla, ha destacado los cambios epidemiológicos que están afectando a la enfermedad meningocócica en Europa. En concreto, ha abordado el aumento de los casos por serogrupo W. “Debido al aumento del serogrupo W que se está comprobando en Europa, y que también se percibe en cierta medida en España, países como Reino Unido han incorporado a su calendario de inmunizaciones la vacunación ACWY en adolescentes”, ha afirmado. En España, de acuerdo a los últimos datos del Instituto de Salud Carlos III, se observó en la temporada 2015-2016 un incremento de la incidencia de enfermedad meningocócica por serogrupo W, alcanzándose los 22 casos confirmados frente a los 4 de la temporada anterior.

Los expertos han subrayado durante el encuentro la letalidad y graves secuelas asociadas a la enfermedad meningocócica invasiva. Tal y como ha explicado la Dra. María Garcés-Sánchez, pediatra del Centro de Salud Nazaret de Valencia e investigadora del Área de Vacunas de Fisabio, esta enfermedad “siempre preocupa a los profesionales sanitarios”. Según señala esta especialista, “aunque en la actualidad la incidencia de la enfermedad se encuentre muy baja, sus consecuencias son devastadoras, llevando al fallecimiento en el 10 por ciento de los casos y generando secuelas muy importantes, como la amputación, en otro 30 por ciento”. Por ello se ha insistido en la importancia de la vacunación como “la medida preventiva más eficaz contra una bacteria que ahora no es muy prevalente, pero muestra cambios epidemiológicos y complicaciones muy graves”, ha expresado el Dr. Salamanca.