Premios BiC

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en el Senado presentaba esta semana una moción en la que instaba al Gobierno a la creación de un Plan Nacional por la Industria. Francisco Javier Alegre, senador de la formación naranja, fue el encargado de presentar esta propuesta, que obtuvo la luz verde de la cámara alta. Entre los motivos que alegaba para justificarla, destaca el abandono de la industria que cree que se ha realizado en España.

Así, Alegre consideraba que el sector industrial es un elemento esencial de la economía y la cohesión social del país. También, que la industria debe llegar a constituirse como el principal motor de la competitividad de nuestro país. Otra de las consideraciones que expresaba el senador era la aportación del sector secundario a las exportaciones y, por tanto, a la balanza comercial, motivos con los que indicaba que hay razones de sobra por apostar por una política que potencie la industria del país.

Los grupos con representación en el senado presentaron varias enmiendas a esta moción. Algunos de los aspectos a los que estas se referían son la transición ecológica, las competencias autonómicas y locales o el apoyo a los empresarios del sector.

Transición ecológica

Desde el Partido Popular, Jorge López Ravanals, opinaba en primer lugar que los poderes públicos han de estar del lado de los empresarios en el proceso de transición ecológica. También apuntaban a apostar por avances tecnológicos tales como la robótica, el big data, la computación o la tecnología para crear una estrategia industrial de futuro sólida. Siguiendo este hilo, incidían en la necesidad de contar con un marco legal “simplificado” que abra la puerta a generar innovación dentro del país.

Aquí, Vicenç Vidals, senador de Més per Mallorca, instaba a avanzar en una transición ecológica “justa”. Siguiendo este hilo demandaba que esta transición se haga desde una perspectiva global, contando con leyes fuertes sobre el cambio climático, buscando nuevas formas de innovación y eliminando impuestos y trámites ambientales que favorezcan este cambio.

Impulso de la competitividad

Respecto a la competitividad, coincidían con Ciudadanos en la necesidad de poner al sector industrial en centro de la recuperación económica e instaban a cumplir los objetivos marcados por la Comisión Europea. Estos fijaban que el peso de la industria en el PIB debería ascender a un 20 por ciento, mientras que por el momento, según López Ravanals, únicamente es de un 16 por ciento.

Por parte de Vox, José Manuel Marín Gascón, también apelaba al necesario impulso de la industria para lo que pedía medidas que mejorasen la liquidez de las empresas, medidas fiscales que ayuden a reactivar el mercado, más flexibilidad laboral e impulsar una “industria 4.0”.

Desde el grupo socialista, José Manuel Vega afirmaba que la mayoría de puntos expuestos en la moción ya se están llevando a cabo por el Gobierno de España. Desde una perspectiva europea, recordaba la cumbre que se va a realizar a mediados de julio para discutir el plan de rescate económico derivado de la COVID-19. Así, llamaba a la “complicidad política”, apoyando las propuestas del Gobierno por el interés común.


Noticias relacionadas: