El estudio fase III IMbrave050 de Roche ha alcanzado su objetivo primario de supervivencia libre de recurrencia (SLR) en el análisis intermedio preespecificado. El ensayo está evaluando atezolizumab (Tecentriq) en combinación con bevacizumab como tratamiento adyuvante (después de la cirugía) en personas con carcinoma hepatocelular (CHC) en estadio inicial con alto riesgo de recaída de la enfermedad. La combinación con Tecentriq ha mostrado una mejoría estadísticamente significativa de la SLR en pacientes con CHC que presentan un mayor riesgo de recurrencia tras la resección o ablación con intención curativa, en comparación con la vigilancia activa.

Los datos de supervivencia global no estaban maduros en el momento del análisis intermedio y el seguimiento continuará hasta el siguiente análisis. La seguridad de Tecentriq y bevacizumab fue consistente con el perfil de seguridad conocido de cada fármaco y con la enfermedad subyacente. Los resultados del estudio IMbrave050 se debatirán con las autoridades sanitarias, incluidas la Agencia Americana del Medicamento (FDA), y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). De hecho, se presentarán próximamente en un congreso científico.

“En la actualidad, más del 70 por ciento de las personas con CHC en estadio inicial pueden sufrir la reaparición del cáncer tras la cirugía. Este hecho se asocia a un peor pronóstico y una menor supervivencia. IMbrave050 es el primer estudio fase III que demuestra que una combinación de inmunoterapia contra el cáncer reduce el riesgo de reaparición de la enfermedad en personas con este tipo de CHC”, afirmó Levi Garraway, director médico y jefe de Desarrollo Global de Productos de Roche. “Estamos muy esperanzados por el beneficio clínico que esta combinación adyuvante de Tecentriq puede aportar a las personas con cáncer de hígado precoz. Además, esperamos tener datos más maduros que confirmen aún más su beneficio”, ha concluido.

El 70% de las personas con CHC pueden sufrir la reaparición del cáncer tras la cirugía

Con el aumento de la incidencia del cáncer de hígado y el incremento de las tasas de mortalidad en todo el mundo, se precisa de manera urgente tratamientos eficaces. Roche está trabajando en colaboración con la comunidad científica y los afectados por esta enfermedad, aprovechando su experiencia diagnóstica e investigadora para desarrollar soluciones que aborden las necesidades no cubiertas de los pacientes en cada fase de este tumor. Según los datos del estudio IMbrave150, en el CHC no resecable, atezolizumab más bevacizumab fue el primer tratamiento en más de una década que mejoró significativamente la supervivencia global respecto al estándar de tratamiento disponible.

Etezolizumab más bevacizumab fue el primer tratamiento en más de una década que mejoró significativamente la supervivencia global respecto al estándar de tratamiento disponible.

La combinación de atezolizumab se convirtió, inmediatamente, en el tratamiento estándar para el CHC no resecable y está claramente definido como la opción terapéutica de primera línea preferida en múltiples guías clínicas internacionales.

Roche cuenta con un extenso programa de desarrollo de Tecentriq, que incluye múltiples estudios fase III en marcha y previstos en diferentes tipos de cáncer de pulmón; genitourinario; de piel; de mama; gastrointestinal; ginecológico y de cabeza y cuello. Esto incluye estudios que evalúan Tecentriq tanto solo como en combinación con otros medicamentos, así como en estudios en estadios metastásicos, adyuvantes y neoadyuvantes para diferentes tipos de tumores.


También te puede interesar…