Janssen, ha anunciado hoy que los resultados a largo plazo del estudio de Fase 1/2 MonumenTAL-1 han demostrado que, con una mediana de seguimiento de 20 a 30 meses, los pacientes con mieloma múltiple en recaída o refractario (MMRR) expuestos a tratamiento triple que fueron tratados con Talvey (talquetamab) mantuvieron tasas de respuesta global (TRG) elevadas y respuestas duraderas, independientemente de si habían recibido terapia previa de redirección de células T.

Estos datos, presentados en formato póster en el Congreso de la Asociación Europea de Hematología (EHA) de 2024, que tendrá lugar en Madrid del 13 al 16 de junio, demuestran la eficacia y durabilidad de Talvey cuando se utiliza antes o después de la terapia de células T con receptores quiméricos de antígenos (CAR-T) o de terapias con anticuerpos biespecíficos en pacientes con MMRR triple expuestos.

Los resultados del estudio MonumenTAL-1 siguen mostrando niveles de respuesta más profundos y una mayor duración de la respuesta en los pacientes tratados con cualquiera de las opciones de dosis aprobadas de Talvey, mientras que la mediana de supervivencia global aún no se ha alcanzado a los dos años», afirma Leo Rasche, médico adjunto del servicio de mieloma del Hospital Universitario de Wurzburgo. “El hecho de no observar aumentos notables en las interrupciones relacionadas con el tratamiento en un seguimiento tan prolongado en todas las cohortes resulta esperanzador”.

MonumenTAL-1

En el estudio MonumenTAL-1, 297 pacientes sin exposición previa a la terapia de redirección de células T recibieron Talvey con la dosis recomendada de Fase 2 (DRF2) de 0,8 mg/kg bisemanales (Q2W) o 0,4 mg/kg semanales (QW). En una mediana de seguimiento de 23,4 meses, los pacientes de la cohorte Q2W demostraron una mediana de duración de la respuesta (DR) de 17,5 meses, no alcanzándose la DR en los pacientes con respuesta completa (RC) o mejor. En el caso de los pacientes del brazo de QW, una mediana de seguimiento de 29,8 meses mostró una mediana de DR de 9,5 meses, con una mediana de DR de 28,6 meses en los pacientes con una RC o mejor. A los 24 meses, el 67,1 por ciento y el 60,6 por ciento de los pacientes de las dos cohortes de dosificación seguían con vida, respectivamente.

Tras un seguimiento medio de 20,5 meses, Talvey siguió mostrando una gran eficacia en pacientes con exposición previa a la terapia de redirección de células T, con un 55,1 por ciento de pacientes que alcanzaron una respuesta parcial muy buena (RPBP) o mejor y un 57,3 por ciento con vida a los 24,2 meses. Las tasas de infección se mantuvieron más bajas que en los estudios de anticuerpos biespecíficos dirigidos contra el antígeno de maduración de células B (BCMA), en consonancia con informes anteriores. 

No se observó un aumento de las infecciones de grado 3/4 con un seguimiento más prolongado. Los acontecimientos adversos (AA) asociados a la GPRC5D dieron lugar a pocas reducciones e interrupciones de la dosis. Un paciente adicional interrumpió el tratamiento debido a AA con posterioridad al informe anterior. Se observó una pérdida de peso, evaluada por las constantes vitales, al principio, pero se estabilizó y mejoró con el tiempo, incluso en los pacientes con toxicidades orales.

Necesidades no cubiertas

“Sigue existiendo una gran necesidad no cubierta para los pacientes con mieloma múltiple altamente pretratados, ya que con cada nueva línea de terapia, los pacientes tienden a experimentar una disminución de las respuestas, lo que se traduce en recaídas más frecuentes”, señala Edmond Chan, especialista en cirugía para Europa, Oriente Medio y África del área terapéutica de Hematología de Johnson & Johnson Innovative Medicine. “Al dirigirse al nuevo receptor GPRC5D y ofrecer una opción de dosificación bisemanal, Talvey juega un papel importante en la vía de tratamiento del mieloma múltiple. Seguimos centrados en aprovechar el potencial de este tratamiento precursor conforme avanzamos en nuestra ambición de transformar los resultados para los pacientes y eliminar el cáncer”.

Los datos de MonumenTAL-2 respaldan la continuidad de las respuestas duraderas al año, con la combinación en investigación de talquetamab y pomalidomida, en pacientes con MMRR que habían recibido dos o más líneas de tratamiento previas. Un seguimiento más prolongado del estudio de Fase 1b MonumenTAL-2 sobre el uso en investigación de Talvey y pomalidomida mostró respuestas profundas y un perfil de seguridad manejable en pacientes con MMRR y apoya el potencial de combinar talquetamab con un agente inmunomodulador (IMiD). Estos datos actualizados, procedentes del primer estudio de un régimen que combina una terapia dirigida contra el GPRC5D y un agente inmunomodulador, se presentaron en forma de póster en el Congreso de la EHA de 2024.

Los pacientes del estudio de Fase 1b MonumenTAL-2  fueron tratados con talquetamab subcutáneo con la dosis recomendada de 0,8 mg/kg bisemanales o 0,4 mg/kg semanales con dosis escalonadas, más 2,0 mg de pomalidomida por vía oral al día. En una mediana de seguimiento de 16,8 meses, los pacientes con respuesta evaluable demostraron una TRG del 88,6 por ciento (RPBP o mejor, 80 por ciento).

Opciones de dosificación

“Con múltiples opciones de dosificación y la capacidad de utilizarse tanto antes como después de la terapia CAR-T y los biespecíficos BCMA, talquetamab es una opción terapéutica importante y versátil para el tratamiento del mieloma múltiple recidivante o refractario”, afirma Jordan Schecter, vicepresidente y responsable del área de enfermedades de mieloma múltiple de Johnson & Johnson Innovative Medicine. “La tasa manejable de infecciones de grado 3/4 observada en MonumenTAL-2 sugiere la flexibilidad de talquetamab en combinación con un agente inmunomodulador en pacientes que siguen enfrentándose a opciones de tratamiento limitadas con esta compleja enfermedad hematológica”. Al cabo de 12 meses, el 80,4 por ciento de los pacientes que alcanzaron una RC o mejor mantuvieron su respuesta. La tasa de supervivencia libre de progresión (SLP) a los 12 meses fue del 72,6 por ciento.

Los AA hematológicos de grado 3/4 más frecuentes fueron la neutropenia (57,1 por ciento), la anemia (25,7 por ciento) y la trombocitopenia (20 por ciento). Se produjeron toxicidades de cualquier grado en el gusto, las uñas, la piel y las erupciones cutáneas en el 85,7 por ciento, 68,6 por ciento, 74,3 por ciento y 28,6 por ciento de los pacientes, respectivamente; la mayoría fueron de grado 1/2 con pocas interrupciones. El síndrome de liberación de citoquinas (SRC) se produjo en el 74,3 por ciento y se produjeron infecciones en el 80 por ciento (22,9 por ciento de grado 3/4) de los pacientes.


También te puede interesar…