Janssen ha anunciado datos de eficacia y seguridad de Stelara (ustekinumab) en enfermedad de Crohn (EC) y colitis ulcerosa (CU),1-4 incluidos datos del estudio SEAVUE, el primer estudio comparativo directo de dos tratamientos biológicos en pacientes con EC, presentados en la sesión plenaria de late breaking abstracts clínicos.1 Los datos de SEAVUE mostraron que el tratamiento con ustekinumaba demostró altas tasas de remisión clínica, remisión libre de corticoides, respuesta clínica y respuesta endoscópica durante un año en pacientes con EC activa de moderada a grave no tratados previamente con tratamiento biológico. El criterio de valoración principal de superioridad estadística frente a adalimumab no llegó a demostrarse.1 Estos datos comparativos se incluyen en uno de los 20 abstracts que ha presentado Janssen de los productos que la compañía tiene en desarrollo y de los que ya están en fase de desarrollo en la DDW virtual de 2021, que se celebró del 21 al 23 de mayo.1-4

“Como primer estudio comparativo con terapias biológicas en enfermedad de Crohn, SEAVUE cubre un importante vacío de conocimiento para la comunidad de patología digestiva”, han señalado el Dr. Bruce E. Sands, director de la división Dr. Henry D. Janowitz de Gastroenterología en el hospital Mount Sinai y el Dr. Burrill B. Crohn, catedrático de medicina (Gastroenterología) en el Instituto Icahn de Medicina en el Mount Sinaí, e investigador principal del estudio SEAVUE.b “SEAVUE aporta datos que confirman a ustekinumab como una opción importante para las personas que padecen enfermedad de Crohn de moderada a grave y que no han recibido nunca un tratamiento biológico”.

Eficacia y seguridad frente a adalimumab en pacientes con EC no tratados previamente con biológicos durante un año

El estudio SEAVUE examinó un total de 386 pacientes con EC activa de moderada a grave.1 Los pacientes fueron aleatorizados en proporción 1:1 para recibir tratamiento con ustekinumab aproximadamente 6 mg/kg por vía intravenosa (IV) al inicio, seguido de 90 mg por vía subcutánea (SC) cada ocho semanas, o tratamiento con adalimumab 160/80 mg por vía SC al inicio/semana dos, seguido de 40 mg por vía SC cada dos semanas, según los regímenes aprobados por la Administración estadounidense de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) sin modificaciones de la dosis.1 Los resultados no mostraron diferencias estadísticamente significativas:


• El 64,9% de los pacientes tratados con ustekinumab y el 61% de los tratados con adalimumab alcanzaron remisión clínica (Índice de Actividad de la Enfermedad de Crohn [CDAI] <150) a un año (semana 52), criterio de valoración primario del estudio.
• Los principales criterios de valoración secundarios no fueron significativamente diferentes entre los grupos.
o El 60,7% de los pacientes tratados con ustekinumab y el 57,4% de los tratados con adalimumab alcanzaron la remisión libre de corticoides.
o El 72,3% de los pacientes tratados con ustekinumab y el 66,2% de los tratados con adalimumab alcanzaron una respuesta clínica.
o El 56,5% de los pacientes tratados con ustekinumab y el 55,4% de los tratados con adalimumab alcanzaron remisión de los síntomas de los resultados referidos por los pacientes.
o En la semana 16, el 57,1% de los pacientes tratados con ustekinumab y el 60,0% de los tratados con adalimumab alcanzaron la remisión clínica.
o En la semana 52, en los pacientes con una puntuación endoscópica simple para la enfermedad de Crohn (SES-CD)c ≥3 al inicio, el 28,5% de los pacientes tratados con ustekinumab y el 30,7% de los tratados con adalimumab alcanzaron remisión endoscópica.1
• Los beneficios de ambos tratamientos también se demostraron en otros criterios de valoración de la eficacia, pero no hubo diferencias estadísticamente significativas.
o En la semana 52, en pacientes con SES-CD ≥3 basalmente, el 41,9% de los pacientes tratados con ustekinumab y el 36,9% de los tratados con adalimumab alcanzaron respuesta endoscópica.
o La respuesta clínica alcanzada en la semana 16 se mantuvo en la semana 52 en el 88,6% de los pacientes tratados con ustekinumab y el 78% de los tratados con adalimumab.
o La variación media desde el inicio hasta la semana 52 del número de deposiciones líquidas/blandas en los siete días previos fue de -19,9 para los pacientes tratados con ustekinumab y de -16,2 para los tratados con adalimumab. La variación media desde el inicio hasta la semana 52 de la suma del número de deposiciones líquidas/blandas y de las puntuaciones de dolor abdominal en los siete días previos fue de -29,6 para los pacientes tratados con ustekinumab y de -25,1 para los tratados con adalimumab.1
• Los resultados de seguridad fueron consistentes con la experiencia previa de ambos tratamientos:
o Las tasas de interrupción antes de la semana 52 fueron numéricamente menores para los pacientes tratados con ustekinumab (15,2%) frente a los tratados con adalimumab (23,6%).
o Entre los pacientes tratados con ustekinumab y los tratados con adalimumab, el 6,3% y el 11,3% sufrieron acontecimientos adversos (AA) que condujeron a la suspensión del fármaco del estudio, respectivamente.1
o Se notificaron acontecimientos adversos en el 80,1% y el 77,9% de los pacientes que recibieron ustekinumab o adalimumab, respectivamente.
o Se notificaron acontecimientos adversos graves (AAG) en el 13,1% y el 16,4% de los pacientes, incluidas infecciones graves notificadas en el 2,1% y el 2,6% de los pacientes que recibieron ustekinumab o adalimumab, respectivamente.1
o Hasta la semana 52, un paciente desarrolló carcinoma basocelular cutáneo tras recibir adalimumab; no se notificó ninguna neoplasia en ningún paciente tratado con ustekinumab. No se comunicó ninguna muerte hasta la semana 52.1

“Hasta ahora, no había ensayos comparativos para valorar la seguridad y eficacia de fármacos biológicos para tratar la enfermedad de Crohn, una patología crónica que puede provocar síntomas persistentes y debilitantes que pueden afectar profundamente a la vida cotidiana de la persona”, señaló el Dr. Andrew Greenspan, vicepresidente de Asuntos Médicos de Inmunología y Asuntos Científicos de Janssen, LLC. “Armados con estos nuevos datos del ensayo clínico, los médicos tienen en ustekinumab una opción convincente para los pacientes adecuados que padecen enfermedad de Crohn”.