MARCOS GARCÍA Madrid | viernes, 25 de noviembre de 2016 h |

El Sistema Español de Verificación de Medicamentos (Sevem) va tomando forma y va avanzando en la elección del proveedor tecnológico que desarrollará e implementará la plataforma Nodofarma, que analizará todo el flujo de información y registros en la serialización y trazabilidad de medicamentos.

Para ello la actual semana será decisiva en la elección del proveedor tecnológico, ya que el pasado 15 de noviembre se cerró el plazo para apuntarse al concurso. Fruto de esta convocatoria se han personado siete candidaturas: las tres compañías certificadas por el European Medicines Verification Organisation (EMVO) en el sistema blueprint para el repositorio (Aegate, Arvato y Solidsoft), mientras que otras cuatro compañías también han cumplimentado los pliegos. Entre ellas estaría el gigante tecnológico español Indra. Estas cuatro últimas empresas deberán desarrollar un sistema propio nacional de repositorio, que a posteriori se alinearía con el repositorio europeo, tal y como exige la Directiva Europea de Medicamentos Falsificados y su Reglamento Delegado.

Según ha podido saber EG el próximo viernes 2 de diciembre finalizará el plazo de presentación de ofertas concretas para hacerse con este contrato y convertirse en el implementador del sistema de retirada y detección de medicamentos en España en oficinas de farmacia, hospitales, plantas de fabricación, almacenes y demás centros donde intervenga la comercialización o uso de un fármaco.

Otra de las novedades a las que ha tenido acceso EG hacen referencia al día concreto en que el Sevem comunicará la primera criba entre todas las empresas candidatas a ser el proveedor tecnológico del repositorio. El 22 de diciembre se tomará una decisión que será comunicada a los interesados. Esta primera selección podría recaer sobre un único candidato o podría dejar al menos dos o tres candidatos finalistas, que deberán acreditar nuevos requerimientos para obtener la concesión y que para lograrlo el Sevem estudiaría cuál es el mejor candidato posible.

Es en este punto, y en caso de que haya más de un seleccionado, donde se observa que existen más divergencias sobre cuáles serán los siguientes pasos a seguir. Fuentes cercanas al Sevem aseguran que dos o tres semanas después de esta primera criba se comunicará el nombre de la empresa adjudicataria, mientras que otras fuentes igual de cercanas a la entidad afirman que la elección no se producirá hasta finales de febrero o marzo.

Experiencia española

Otro de los factores que se deben tener en cuenta y que a todas luces pesará mucho en la decisión del Consejo del Sevem será la experiencia española de las compañías. No importa tanto si su origen es español o no, pero si que contará el hecho de que hayan desarrollado con anterioridad proyectos en España y que puedan acreditarlo.

Lo que si que está claro es que la selección final recaerá sobre una sola empresa, por lo que las voces que abogaban por la constitución de una Unión Temporal de Empresas (UTE) hicieron un diagnóstico errado al respecto.

Es preciso recordar que estamos ante un jugoso contrato, que inicialmente algunas fuentes cifran en una horquilla entre 8 y 10 millones de euros anuales en el mantenimiento de dicho repositorio. Otras fuentes hablan de cantidades que rondarían entre 15,5 y 21 millones de euros, ya que el lanzamiento del sistema precisaría entre 10 y 13 millones de euros de inversión y un soporte anual de entre 5,5 y 8 millones de euros.

Este sistema consistirá en establecer un repositorio nacional interconectado con el europeo que almacene la información de los medicamentos en circulación puestos en la cadena y permita verificar en todo momento al medicamento, detectar si es falsificado y retirarlo de la circulación. Del mismo modo que cada vez que un envase sea comercializado la farmacia deberá eliminar su referencia del repositorio.