L. Díaz Madrid | viernes, 08 de septiembre de 2017 h |

El sector farmacéutico cerró esta semana con un claro predominio de los movimientos alcistas: de los valores integrantes del Índice Global, 20 de ellos cerraron en positivo frente a los 5 que lo hicieron con pérdidas. En este sentido, los movimientos más significativos de la semana fueron, por el lado alcista la subida de Almirall del 11,5 por ciento, mientras que por el lado bajista Rovi retrocedió un 2 por ciento.

El Índice Global se anotó una ganancia del 1,8 por ciento, superando el comportamiento medio del resto de los mercados, mientras que en el acumulado del año este indicador presenta una ganancia del 8,0 por ciento, superando nuevamente el desempeño medio de los mercados.

La compañía Abbott se anotó en estos últimos días una subida del 2,1 por ciento, cotizando actualmente en 51,2 dólares (42,5 euros), lo que le hace situarse cerca del límite superior de su rango de variación del último año. Este valor mantiene la senda alcista que inició a finales del pasado año y que le ha permitido acumular en este 2017 una ganancia total del 33 por ciento, situándose entre los valores de la muestra con mejor comportamiento en este periodo. Además la intensidad de su subida no muestra por el momento ningún indicio de agotamiento. En relación con la posible evolución de este valor en los próximos meses, los analistas estiman un precio objetivo de 54,9 dólares (45,6 euros), un 7 por ciento por encima de su actual cotización.

Por su parte, Pfizer cerró con una subida del 1,5 por ciento, cotizando en 34 dólares (28,2 euros), moviéndose en la franja superior de su rango de variación del último año. El perfil de esta compañía durante este año 2017 muestra oscilaciones entre 30 y 34 dólares (24 a 28 euros), con un mínimo a principios de año y un máximo a mediados de marzo, mostrando ciertas fluctuaciones dentro de este rango. En este sentido, los analistas se muestran optimistas sobre el comportamiento futuro de este valor, estimando un precio objetivo de 37,4 dólares (31 euros), un 10 por ciento por encima de su precio actual.

Merck & Co (MRK) subió un 1,4 por ciento cotizando en 64 dólares (53 euros). Este valor se mueve en la franja superior de su rango de variación del último año. En los 12 últimos meses esta compañía ha fluctuado entre 58 y 66 dólares (48 y 55 euros), dibujando un perfil con diversos altibajos, lo que provocó que la compañía marcara un mínimo en el mes de noviembre y un máximo en marzo de este año. En el acumulado del año este valor presenta una ganancia del 10,1 por ciento, mientras que en la comparación interanual ésta se reduce al 3 por ciento. En relación con la posible evolución de Merck & Co en bolsa en el corto-medio plazo, los analistas estiman un precio objetivo de 69,9 dólares (58 euros), un 9 por ciento por encima de su actual cotización.

Por último, la compañía Johnson & Johnson (JNJ) fue uno de los pocos valores que cerró esta semana en negativo, retrocediendo un 1,2 por ciento hasta cotizar en 130,7 dólares (108,5 euros). JNJ ha ido perdiendo fuerza en los últimos meses, y tras un primer semestre de intensa subida (periodo en el que se anotó una subida del 18,2 por ciento, comportamiento muy superior al de la media del sector farmacéutico), desde el pasado mes de julio su perfil es plano, incluso con un ligero descenso. Aun así, los analistas esperan que la compañía muestre una evolución positiva en los próximos meses, estimando un precio medio objetivo de 136,9 dólares (113,6 euros), lo que conlleva una subida potencial del 4,6 por ciento en el corto-medio plazo.