Premios BiC 2020

El New England Journal of Medicine (NEJM) ha publicado un estudio preliminar en el que señala la eficacia de remdesivir en la reducción en el tiempo de hospitalización. En un ensayo doble ciego aleatorizado con adultos hospitalizados de Covid-19 por afectación en el tracto respiratorio inferior, al grupo que recibió el antiviral del Gilead se le administró una dosis de 200 mg en el día 1, seguido de 100 mg diarios durante hasta 9 días adicionales. Al grupo de control se le administró placebo durante 10 días.

En total han participado en este estudio 1063 participantes. De ellos, a 538 se les asignó remdesivir (frente a los 521 que recibieron placebo). Los resultados preliminares de este estudio reflejaron que aquellos que recibieron remdesivir tuvieron una mediana de tiempo de recuperación de 11 días, en comparación a los 15 días de los que recibieron placebo. En cuanto a las estimaciones de mortalidad de Kaplan-Meier a los 14 días, fueron del 7,1 por ciento con remdesivir frente al 11,9 por ciento con placebo.

De esto se concluye que remdesivir mejoró los datos frente a placebo en el tiempo de recuperación de adultos hospitalizados con Covid-19 con evidencia de infección del tracto respiratorio inferior. Este estudio ha sido financiado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (Niaid) de Estados Unidos, junto a la colaboración de otras entidades.

Desarrollo del ensayo

Durante el transcurso de este estudio, los pacientes fueron evaluados diariamente desde el día uno hasta el 29 de la hospitalización. Dentro de esta evaluación también se registraron todos los eventos adversos de grado tres y cuatro, así como las interacciones con otros medicamentos.

Al analizar los resultados, se observa un cumplimiento del objetivo primario, que era una reducción en el tiempo de hospitalización. Además, se ha observado que los resultados fueron mejores en pacientes a los que se les administró el antiviral en una fase más temprana.

También han cumplido los resultados los objetivos secundarios que se habían marcado. En el grupo al que se administró remdesivir se ha visto una mayor probabilidad de mejora de su condición. Además en este grupo de pacientes la mortalidad fue significativamente menor. Falta incorporar la variable relativa a las estimaciones de mortalidad de Kaplan Meier porque en el momento de recogida de los resultados, había pacientes que no habían cumplido todavía las visitas establecidas.

Datos de seguridad de remdesivir

Al analizar los datos de seguridad, el 21 por ciento de pacientes a los que se administró remdesivir presentaron algún efecto adverso frente al 27 por ciento de los que recibieron placebo. Entre el grupo que recibió el antiviral, hubo 28 eventos adversos graves de insuficiencia respiratoria (5,2 por ciento). Mientras, en el grupo de placebo hubo 42 (8 por ciento). Por otra parte, la insuficiencia respiratoria aguda, hipotensión, neumonía viral y lesión renal aguda fueron ligeramente más comunes entre el grupo de placebo. Según los investigadores, el número de fallecimientos no estuvo relacionado con la asignación del tratamiento.

156 pacientes del grupo de remdesivir (28,8 por ciento) registraron eventos adversos de grado 3 o 4, y 172 en el grupo de placebo (33 por ciento). Entre los pacientes a los que se administró el antiviral, los eventos adveros más comunes fueron anemia o disimunición de la hemoglobina. Aun así, estos fueron ligeramente menores a los del grupo de placebo. Otros de los efectos adversos que se registró, aunque en menor medida, fue lesión renal aguda, disminución de la tasa de filtración glomerular estimada o aclaramiento de creatinina, o aumento de la creatinina en sangre. También pirexia, hiperglucemia o niveles aumentados de aminotransferasa.

Conclusiones de los investigadores

Los resultados preliminares sugieren que un ciclo de remdesivir de 10 días mejoró los resultados frente al placebo en pacientes hospitalizados con Covid-19. Esto se refleja en el número de días hasta la recuperación, así como en la recuperación en sí misma de acuerdo a la puntuación de la escala ordinal establecida.

Se ha observado un beneficio más evidente en aquellos pacientes que requerían oxígeno complementario. Esto también puede deberse a que representaban una mayor parte de la muestra. Además, en el caso de aquellos pacientes que requerían de ventilación mecánica no se pudo estimar el tiempo medio de recuperación. Esto ha sucedido puesto que el tiempo de seguimiento ha sido demasiado corto para su condición. Más adelante se realizarán análisis adicionales de los resultados, donde también se tendrá en cuenta información relevante adicional sobre este subgrupo. Aun así, los datos apuntan a que sería preciso identificar los casos de Covid-19 y comenzar el tratamiento con el antiviral antes de que la enfermedad pulmonar avanzase hasta requerir ventilación mecánica para mejorar la eficacia del tratamiento.

Estos resultados han de compararse con los de un estudio de menor tamaño realizado en China. En este también se registró un menor tiempo de mejoría clínica en los pacientes que recibieron remdesivir frente a los que recibieron placebo. Aun así cabe destacar que el estudio desarrollado en China no pudo completarse por el final del brote, lo que hace que sea menos relevante que el impulsado por el Niaid.

Resultados y estudios futuros

Teniendo en cuenta que la Food&Drug Administration (FDA) de Estados Unidos ha realizado una autorización de uso de emergencia en remdesivir para adultos y niños con enfermedad grave de Covid-10, este informe preliminar está destinado a ayudar a los profesionales sanitarios en la toma de decisiones. Una vez se cuente con los datos completos, se actualizarán los resultados. Es necesario realizar un análisis estadístico completo de todos los participantes para poder corroborar la eficacia de remdesivir en esta prueba.

Uno de los usos que respaldan estos resultados preliminares es el uso de remdesivir en pacientes de Covid-19 hospitalizados que requieren oxigenoterapia suplementaria. Otro de los puntos que revelan es que, dada la alta mortalidad que todavía se registra en esta enfermedad, probablemente no sea suficiente el tratamiento con un fármaco antiviral. De cara a estrategias futuras se sugiere evaluar los fármacos antivirales en combinación con otras alternativas terapéuticas o combinaciones de agentes antivirales para mejroar el pronóstico de estos pacientes.


Noticias relacionadas: