Hoy, 11 de febrero se conmemora el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Una oportunidad que han aprovechado distintas entidades españolas para visibilizar a todas las mujeres que forman parte de los principales proyectos de investigación. El contexto de la pandemia ha cambiado la organización y logística de esta celebración; pero, a pesar de las limitaciones, niñas y adolescentes de distintas edades pueden disfrutar de la experiencia de mujeres referentes en el sector gracias a la vía telemática.

Este día se caracteriza por impulsar iniciativas que giren en torno a la ciencia. El objetivo principal es generar un impacto directo e indirecto en la perspectiva de las niñas en relación con su futuro laboral, no solo en la ciencia. Para poder abrir el abanico de posibilidades existentes, el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Asociación Española de Investigación sobre el cáncer (Aseica) o la Fundación Inspiring Girls cuentan con talleres específicos y diferentes proyectos para acercar todos los ámbitos profesionales a las niñas y adolescentes.

Mujeres como referente

El pilar fundamental es “que las niñas descubran todo su potencial para poder elegir conociendo todo lo que el mundo les ofrece”. Así lo ha destacado la presidenta de la Fundación Inspiring Girls, Marta Pérez Dorao; apunta a 3 cuestiones que provocan que las niñas no se planteen estudiar profesiones en al área tecnológica: la pérdida de confianza en la adolescencia, los estereotipos marcados por la sociedad y no tener referentes femeninos.

“Es necesario que las niñas vean que las mujeres están en todas las profesiones y que no hay limitaciones”, ha afirmado Pérez Dorao.

Para poder vencer ese posible rechazo al ámbito científico por parte de las niñas, el CNIO organiza charlas mensuales con mujeres referentes. Por ejemplo, con la ex vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega o la jurista Consuelo Madrigal. Estas charlas también dan la oportunidad a las niñas de poder visitar los laboratorios del CNIO y ver la ciencia desde dentro.

Para Isabel López de Silanes, investigadora del Grupo de Telómeros y Telomerasa del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y coordinadora de la Oficina de la Mujer en Ciencia (WISE) del Centro, uno de los aspectos más destacados es el mensaje indirecto que se transmite.

“Lo importante es lo que no preguntan, nos ven a un montón de mujeres juntas y esa imagen les impacta bastante”

Isabel López de Silanes, investigadora del Grupo de Telómeros y Telomerasa del CNIO y coordinadora de la Oficina de la Mujer en Ciencia (WISE)

El CNIO cuenta con un 70 por ciento de mujeres en su plantilla. A pesar de ello, los puestos de responsabilidad solo pueden alcanzarlos el 30 por ciento de las profesionales. “Es importante potenciar la ciencia entre las nuevas generaciones, nuestra aspiración es llegar al 50 por ciento en altos puestos del CNIO”, señala López de Silanes.

Experimentos “a prueba de pandemias”

Iniciativas como ‘La Noche de los Investigadores’, ‘La semana de la ciencia’ o ‘El Día Mundial de la Mujer y la Niña en la Ciencia’ marcan la agenda de estas entidades que han adaptado sus recursos a la vía telemática tras la llegada de la pandemia.

“Pudimos hacer algunos experimentos de forma telemática gracias al envío de kits de extracción de ADN de tomate, kit de tubos de laboratorio, protocolo e instrucciones para hacerlos desde casa”, ha destacado la coordinadora de WISE. En este sentido, destaca que estas circunstancias “llevan más trabajo, pero seguimos insistiendo para que existan estas posibilidades” .

A pesar de ello, López de Silanes deja claro que “volveremos a retomar las iniciativas cuando esto pare”. Gracias a la plataforma Technovation, el CNIO ayuda a adolescentes que saben cuales son sus intereses a través de workshops, talleres y seminarios de ciencia.

Este año, a pesar de las dificultades originadas por la pandemia, la responsable de WISE destaca la iniciativa de la plataforma 11 de febrero. Esta iniciativa lleva en marcha varios años para conectar mujeres científicas con colegios facilitando la comunicación entre las partes interesadas.

Puedes leer toda la información correspondiente al CNIO aquí:

El golpe doble de la pandemia en la ciencia

Trasladar los conocimientos y la logística a encuentros virtuales es algo que han hecho todas las entidades para poder seguir conectando con las niñas a distancia. Algunas de ellas, como el CNIO en colaboración con el CSIC, mandaron Kits de ciencia a las niñas en algunas iniciativas para continuar teniendo la ciencia presente a través de experimentos caseros. Sin embargo, la pandemia también se ha convertido en un trampolín para la ciencia.

“Nunca habíamos visto tantos científicos en medios de comunicación, ni habíamos hablado de estos temas en nuestra vida cotidiana”. Este es el mensaje que lanza Cintia Refojo, Responsable de la Unidad de Vocaciones Científica de FECYT. Esta considera que la pandemia ha impulsado el interés de las jóvenes por las carreras STEM (acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas)un detalle que comparten el resto de entrevistadas.

Para generar este interés, es necesario apostar por iniciativas originales. En este sentido, desde la FECYT trabajan a través de proyectos de comunicación y divulgación, como programas realizados en colaboración con youtubers científicos. Estas iniciativas son fundamentales para impulsar el conocimiento de las niñas de una forma sencilla.

“Cuando el entorno es inclusivo y diverso, la ciencia tiene más calidad”

Cintia Refojo, Responsable de la Unidad de Vocaciones Científica de FECYT

Para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, desde la FECTY van a emitir el documental “Picture a Scientist”. 

Actividades para el 11 de febrero

La película, que formó parte de la selección oficial del Festival de Cine de Tribeca 2020, y que aún no ha sido emitida en España, aborda las dificultades que encuentran las mujeres científicas a lo largo de su carrera.  Refojo ha explicado las características de este film y señala que “a través de la experiencia particular de tres científicas —la bióloga Nancy Hopkins, la química Raychelle Burks y la geóloga Jane Willenbring— se recorren algunas de estas dificultades que van desde años de discriminaciones “sutiles” hasta el acoso brutal”.

Además, durante la película, se brindan nuevas perspectivas sobre cómo hacer que la ciencia sea más diversa y abierta y se muestran algunos logros conseguidos. Las personas que se inscriban al evento podrán disfrutar de la película en streaming entre el 8 y el 11 de febrero.

El 11 de febrero a las 12:00 horas se retransmitirá en directo a través del canal de YouTube de FECYT un coloquio sobre el documental.

En este encuentro se abordará la situación de la mujer en la ciencia; las barreras a las que se enfrentan y los ámbitos de actuación necesarios para promover la igualdad de género.

Este debate estará moderado por el periodista científico Sergio Ferrer. Contará con la participación de Zulema Altamirano Argudo, directora de la Unidad de Mujeres y Ciencia del Ministerio de Ciencia e Innovación; Rafael Serrano del Rosal, director del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC); Digna Couso, directora del Centro de Investigación en Ciencias y Educación Matemática (CRECIM) y Pampa García Molina, coordinadora de la Agencia de noticias científicas SINC de FECYT.

Ese mismo día, se emitirá a las 18:00 h un programa de Science Truck sobre Mujer y Ciencia cuya invitada será Ruth Blasco, investigadora del CENIEH.

Conoce a las científicas

En esta línea, con el objetivo de impresionar a niñas y adolescentes, Aseica impulsa la iniciativa ‘Conócelas’; con ella, pretende llegar a 6.200 alumnos y contar con más de 146 investigadoras, en territorio nacional y extranjero.

“Nosotras a las mujeres que están investigando las llamamos ‘Detectives del cáncer’; queremos que se les conozca por sus éxitos profesionales y lo que va más allá de la bata”, ha indicado la vicepresidenta de Aseica, Marisol Soengas. Gabardina y tatuajes es la imagen de presentación de estas ‘detectives’ para llamar la atención de las niñas y generar un posible referente ante la ciencia.

Para Soengas es importante transmitir una imagen positiva de las mujeres científicas.

“No somos raras, somos interesantes, es necesario que tengan referentes”

Vicepresidenta de Aseica, Marisol Soengas

Puedes leer toda la información correspondiente a la iniciativa de Aseica aquí:

Más allá de la bata

En este sentido, tanto Aseica como el CSIC de Islas Baleares, respectivamente, han impulsado un dossier que muestra fotografías de mujeres que trabajan en sus instalaciones. En el caso de Aseica, lo han contrastado con una imagen de las mujeres durante su tiempo libre desarrollando deportes extremos, bailando o escalando.

Por parte del CSIC de Islas Baleares, se han recopilado más de 20 perfiles de profesionales de los dos centros de la isla: el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, CSIC-UIB) y el Instituto de Física Interdisciplinar y de Sistemas Complejos (IFISC, CSIC-UIB).

Los perfiles de las protagonistas abarcan desde la oceanografía hasta la supercomputación, pasando por la ecología terrestre y las especies invasoras. Esta característica consolida el objetivo principal del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia: conocer a las profesionales y fomentar el interés entre alumnas de primaria y secundaria.

Para poder ver más allá de las batas de laboratorio, el dossier del CSIC incluye los gustos de las profesionales, consejos para las niñas y científicas que han sido referentes durante su carrera.

Puedes acceder al dossier de CSIC en las Illes Balears aquí:Dossier de Mujeres del CSIC Islas Baleares


También te puede interesar: