La asociación británica de la industria farmacéutica (ABPI, por sus siglas en inglés), ha publicado los resultados de una encuesta que evalúa la aceptación de los ciudadanos y profesionales de Reino Unido al trabajo de la industria farmacéutica. El objetivo es ofrecer una radiografía de la percepción del trabajo realizado por el sector durante los meses de pandemia. En concreto, sus esfuerzos en investigación para lograr vacunas y tratamientos contra el virus.

De los resultados se extrae que, a niveles generales, existe una buena percepción sobre el trabajo realizado por el sector farmacéutico y sanitario durante la pandemia. Sin embargo, se ha detectado que todavía queda trabajo por hacer para comunicar el trabajo que realiza la industria farmacéutica en algunos casos.

Datos de profesionales

Al desglosar los datos de la encuesta, de la opinión manifestada por los sanitarios se obtienen diferentes conclusiones:

  • Un 67 por ciento de los profesionales de la sanidad encuestados consideran que la industria farmacéutica ha apoyado al Sistema Sanitario británico durante la pandemia.
  • Más de tres cuartas partes de los profesionales sanitarios piensan que el sector está haciendo todo lo que está en sus manos para desarrollar soluciones que ayuden a acabar con la pandemia.
  • Además, casi dos tercios de profesionales sanitarios creen que la industria continúa invirtiendo en I+D en otras especialidades paralelamente al SARS-CoV-2.

Percepción pública

El estudio también contó con más de 8.000 respuestas de los ciudadanos que, entre julio de 2020 y marzo de 2021, manifestaron lo siguiente:

  • Según datos de marzo de 2021, el 60 por ciento del público dijo que había mejorado desde la pandemia. Esto supone una mejora significativa desde julio de 2020, en la primera oleada del estudio, cuando este porcentaje era solo del 36 por ciento.
  • También en marzo, el 71 por ciento de encuestados afirmaron que las compañías que operan en Reino Unido han contribuido con el sistema sanitario en la lucha contra la pandemia; asimismo, el 68 por ciento reconoció el trabajo de la industria en la I+D de vacunas y medicamentos, haciendo además que estos estén disponibles y sean asequibles para todos.

Uno de los problemas detectados es que todavía los ciudadanos hay aspectos del sector que no acaban de comprender. Yendo al detalle, solo un 14 por ciento afirmó saber mucho o bastante sobre el sector, lo que no cambia desde que se realizase la primera ola del estudio en julio de 2020. En esta misma línea, solo alrededor del 28 por ciento de participantes indicaba recordar o haber visto u oído algo sobre la industria, lo que en marzo aumentó hasta el 52 por ciento.

Si bien la opinión general sobre la industria farmacéutica ha mejorado, esto aún no se ha traducido en una comprensión más profunda del sector y el papel de las empresas en la salud en tiempos normales.

Visión general

La encuesta también recoge percepciones más allá de la pandemia. Así, se recoge que el 67 por ciento de encuestados considera que la industria británica acomete un papel de liderazgo a nivel mundial en el descubrimiento de nuevos medicamentos; esto contratas con el 59 por ciento identificado en junio de 2020. Por otra parte, el 69 por ciento opina que Reino Unido también desempeña este papel de liderazgo a nivel mundial en la I+D de nuevos medicamentos; a este respecto, la mitad piensa que Reino Unido cuenta con unas instalaciones de investigación más avanzadas que el resto del mundo.

En la otra cara de la moneda se encontrarían datos que reflejan el desconocimiento todavía existente en determinados ciudadanos. Por ejemplo, el 40 por ciento cree el sector se dedica a producir productos de belleza y el 38 por ciento que su función es administrar farmacias.

Con todos estos datos sobre la mesa Rochard Torbett, director ejecutivo de ABPI señala que «algunas de las principales empresas farmacéuticas del mundo consideran que el Reino Unido es el hogar de la investigación, el desarrollo y la fabricación avanzados; el éxito de la vacuna Oxford-AstraZeneca y el lanzamiento de cinco inyecciones diferentes de COVID-19 en todo el mundo, apenas 18 meses después del inicio de la pandemia, ha aumentado la conciencia del público y mejorado la forma en que perciben la industria». Por ello, señala que «los resultados son alentadores, pero tenemos que seguir haciendo más para explicar cómo trabajamos y cómo apoyamos al NHS y a los pacientes».


También te puede interesar…