Premios BiC

Las compñías Pfizer y BioNTech han concluido las conversaciones preliminares con la Comisión Europea para la propuesta de suministro de su vacuna candidato contra la COVID-19 (BNT162). Estas han concluido que se otorgarían un total de 200 millones de dosis para los Estados Miembros de la Unión Europea. Este proyecto de vacuna, está basado en el ARN mensajero. Los envíos de la vacuna, siempre y cuando se certificase su éxito y se obtuviese la aprobación regulatoria, comenzarían a partir de finales de 2020.

Esta propuesta de acuerdo de suministro con la CE, supondría para Pfizer y BioNTech el mayor pedido inicial de dosis de vacunas hasta la fecha. Las dosis de la vacuna destinadas a la UE se producirían en las fábricas de BioNTech en Alemania y en la de Pfizer en Bélgica. En caso de recibir la aprobación regulatoria, la CE lideraría el proceso de asignación de la dosis de la vacuna entre los 27 Estados miembro.

Mayor pedido inicial hasta la fecha

En palabras de Albert Bourla, presidente y director ejecutivo de Pfizer, “el acuerdo preliminar de Pfizer y BioNTech con la Comisión Europea es un paso adelante muy importante en nuestro objetivo común de disponer de millones de dosis de una vacuna contra la COVID-19 para poblaciones vulnerables antes de finales de año. Nos gustaría agradecer a la Comisión Europea su compromiso y confianza en nuestros esfuerzos de desarrollo”. Para lograrlo, señala, han “activado nuestra cadena de suministro, sobre todo nuestra planta de producción en Bélgica, y estamos comenzando a fabricar para que nuestra vacuna esté disponible lo antes posible, una vez concluidos con éxito los ensayos clínicos y obtenida la aprobación regulatoria”.

Por su parte,Ugur Sahin, CEO y confundador de BioNTech, apunta que “como compañía fundada en el corazón de Europa, nos complace haber concluido las conversaciones preliminares con la Comisión Europea sobre el que sería nuestro mayor pedido inicial hasta la fecha. Nuestro objetivo es desarrollar una vacuna segura y eficaz para contribuir a poner fin a esta pandemia en Europa y en todo el mundo. La decisión de hoy es una muestra más de cómo la colaboración y la solidaridad pueden ayudar a abordar una crisis de salud global como comunidad internacional”.

Además, Pfizer y BioNTech han expresado su interés en un posible suministro a COVAX Facility, un mecanismo establecido por Gavi, la Vaccine Alliance, la Coalición para las Innovaciones de Preparación ante Epidemias (CEPI) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este tiene como objetivo proporcionar acceso temprano a una gran cartera de vacunas candidatas contra la COVID-19. Dentro de esta iniciativa se incluyen las producidas por múltiples fabricantes a nivel mundial, incluidos los mercados emergentes, utilizando gran variedad de plataformas tecnológicas.


También te puede interesar…