Premios Fundamed

La colaboración público privada es una realidad ya en la Comunidad de Madrid. O al menos eso es lo que se percibe desde la clínica. Así lo aseguró David Bueno, médico adjunto del servicio de oncología pediátrica del Hospital La Paz, durante la mesa de debate ‘Plan Estratégico en Oncología en Niños y Adolescentes en la Comunidad de Madrid’, organizada con motivo del acto de entrega de placas acreditativas de los premios Best in Class (BiC) y que contó con el apoyo de Novartis Oncology. Aquí, Bueno aseguró que, aunque las colaboraciones público privadas requieren de una gran burocracia, con requisitos administrativos, “se puede y se está haciendo”.

Bueno asegura que en muchas ocasiones son las propias compañías “las que acuden a nosotros en busca de apoyo, y cada vez se va viendo más”. Algo que espera que continúe, para que la investigación académica tenga más proyección.

No obstante, en materia de investigación, y a pesar de todos estos avances, sigue siendo, tal y como aseguró Maitane Andión, responsable de la unidad de adolescentes del servicio de oncohematología del Hospital Infantil Niño Jesús, una asignatura pendiente, ya que según Andion “el acceso a ensayos clínicos por parte de los niños es mínimo por lo que debemos explotar este campo”.

Para Bueno también supone una apuesta definitiva y propone fusionar la industria y la investigación académica en los hospitales. A lo que Encarnación Cruz, coordinadora de la Estrategia de Terapias Avanzadas de la Comunidad de Madrid, añadió que “desde la administración tenemos que ser conscientes de los mecanismos que tenemos para impulsar esta investigación que da resultados en nuestros pacientes”.

Abordaje diferenciado

El abordaje de los pacientes oncológicos niños y adolescentes precisa de una atención diferenciada de la que se presta a los adultos puesto que tanto los tipos de tumores como sus necesidades son diferentes. La Comunidad de Madrid es consciente de estas particularidades y es por ello por lo que apuesta por “un modelo asistencial longitudinal y de continuidad, que potencie el trabajo en red permitiendo el establecimiento de sinergias entre los diferentes hospitales”, afirmó Cruz.

Andión afirmó que uno de los puntos fuertes del modelo de Madrid, es la potenciación del equipo multidisciplinar y otra apuesta es la oncofertilidad como es el caso de la preservación de fertilidad incluyendo la criopreservación de corteza ovárica.

“No se trata de hacer desparecer centros sino de definir los papeles que cada hospital pueda ofrecer”

Por su parte, Bueno afirmó que es necesaria la creación de centros de referencia para mejorar su abordaje. “Estamos hablando de cáncer como si fuese una única patológica pero son muchas y tenemos pocos casos de cada una de ellas. Por lo que es necesario la concentración de la experiencia y del conocimiento” afirmó.

Seguimiento de las terapias génicas

Desde la comercialización del año pasado del primer medicamento en terapia avanzada Kymriah, la administración se planteó el reto de hacer accesible de la forma más rápida este medicamento a la población. Sin embargo Cruz reconoció que hay que ser muy cautos puesto que el seguimiento que tenemos de estos pacientes aún es muy corto.

“Cuanto más ágiles seamos en hacer accesible los tratamientos mejores resultados vamos a tener”

En este sentido, también añadió que “no podemos dormirnos, tenemos que seguir avanzando, hay más hospitales que podrían apoyarnos en este camino junto con los hospitales que ya están en ello”.

Actualización Plan Nacional de Cáncer

Ante la pregunta, ¿sería necesario una actualización del Plan Nacional del Cáncer? Cruz lo tiene claro. “Obviamente necesitamos un plan de cáncer oncológico. Los planes nacionales están muy bien porque nos dan líneas maestras y lo que nos toca a las comunidades es gestionarlos e incorporarlos”.

Además, destacó la necesidad de incorporar esta línea de oncología infantil y ofreció la veteranía de Madrid en este ámbito. “Con la experiencia que tenemos en Madrid, podemos ponerla al servicio del plan nacional para compartirla con el resto de comunidades. Podemos aportar ese conocimiento al plan nacional, con todos los aciertos y defectos que hemos ido detectando”, concluyó Cruz.