Premios BiC

Según la publicación especializada MIT Technology Review son diez las tendencias en medicina que sobresaldrán durante este 2020. Entre ellas, destacan dos: los fármacos antienvejecimiento y la medicina personalizada elevada a su máximo exponente.

En cuanto a los medicamentos antienvejecimiento cabe destacar que han empezado las pruebas en humanos. Aunque de momento su objetivo no es prolongar la vida, sí que contienen compuestos para tratar enfermedades específicas retrasando o revirtiendo el proceso básico del envejecimiento. Estos, son denominados tratamientos senolíticos y su mecanismo de acción se basa en eliminar células del organismo que aparecen según envejecemos. En esta línea, la empresa Alkahest está trabajando en la búsqueda de componentes en la sangre de gente joven para retrasar el deterioro cognitivo y funcional en alzheimer.

Otra de estas tendencias es la medicina hiperpersonalizada, tecnología que podría cambiar la vida de las personas en un futuro no muy lejano. Y es que, como señalan desde esta publicación, la medicina personalizada ya lleva varios años ofreciendo soluciones para necesidades clínicas no cubiertas a través de esta tecnología.

Evolución constante

Además, entre las diez tendencias emergentes en medicina que enumeran desde MIT Technology Review destacan otras muy variadas. Por una parte están el internet cuántico (imposible de hackear) o la moneda digital. También, la inteligencia artificial que ayuda a descubrir compuestos para nuevos fármacos y la inteligencia artificial diminuta (capaz de ejecutar aplicaciones en un smartphone). Por último, las megaconstelaciones de satélites, la supremacía cuántica, la privacidad diferencial y la responsabilidad del cambio climático.

Estos supondrán un gran avance puesto que marcarán la diferencia real y efectiva en la resolución de problemas, cambiando también en algunos casos la manera de vivir y trabajar. En palabras de Pedro Moneo, publisher del MIT Tech Review en español, “las nuevas tecnologías son un gran impulso que nos permite transformar la manera en cómo trabajamos para seguir innovando”.

Y es que algunos de estos avances pueden suponer una gran transformación en diferentes actividades. Así, desde la Universidad de Delft en colaboración con la Universidad de La Haya están creando una red de internet cuántico. Con esta, a prueba de hackers, se pretende preservar la privacidad de datos de empresas y consumidores.

Además, otras como la moneda digital pueden suponer una revolución en cuanto a la privacidad financiera. Esta, se podría usar para fragmentar el sistema financiero global, actualmente dominado por Estados Unidos. Además, el proyecto Libra de Facebook y la emisión, por China, de una versión digital de su divisa, van a crear un nuevo escenario económico global.


Noticias relacionadas: