Premios BiC

Gilead ha elegido a dos empresas españolas, Esteve y Uquifa, para participar en la producción de Remdesivir. Esta decisión forma parte del plan de expansión de la producción de este fármaco que está desarrollando la compañía, y demuestra el papel relevante que tiene nuestro país tanto en la investigación como en la producción de fármacos.

Aumentar la capacidad de producción ha sido una de las prioridades de la compañía desde que se identificó a Remdesivir como un fármaco que podía contribuir al control de esta pandemia. Hay que destacar que a principios de año sólo se disponía de 5.000 dosis fabricadas puesto que se trataba de un fármaco en investigación. Desde ese momento Gilead ha puesto todo el esfuerzo en investigar la eficacia y seguridad de este fármaco a la vez que aumentaba su producción a riesgo. Gilead ha conseguido reducir los tiempos de fabricación de Remdesivir a la mitad, pasando de 12 meses a tan solo 6, y ha multiplicado la producción por 40, lo que permitirá disponer de más 2 millones de tratamientos a finales de este año. Esto cobra especial importancia si tenemos en cuenta que el proceso de producción de Remdesivir es complejo.

Para conseguir todos estos avances, Gilead ha invertido más de 1.000 millones de dólares en todo el proceso de desarrollo del fármaco, que incluye tanto la investigación clínica como las mejoras en la producción.

Una donación sin precedentes

El pasado mes de abril, Gilead anunció la donación de toda su producción hasta junio, que ha sido de 1,5 millones de viales, lo que equivale a 240.000 tratamientos. Teniendo en cuenta el precio del tratamiento anunciado por Gilead, esta donación equivaldría a 585 millones de dólares. En la actualidad, Remdesivir está disponible en España a través de la Agencia Española del Medicamento como fármaco en situación especial.