Premios BiC

Los primeros datos de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford muestran que es segura y que logra respuesta inmune en los más de los 1.000 voluntarios que han participado en el ensayo clínico.

Según el artículo publicado en The Lancet, una dosis única provoca un aumento de los anticuerpos específicos de espiga en el día 28 y anticuerpos neutralizantes en todos los participantes después de una dosis de refuerzo

El primer ministro británico, Boris Johnson, cuyo gobierno ha ayudado a financiar el proyecto, aclamó los resultados como “noticias muy positivas”, aunque los investigadores advirtieron que el proyecto aún estaba en una etapa temprana.

“Todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que podamos confirmar si nuestra vacuna ayudará a controlar la pandemia de COVID-19”, aseguró la investigadora de la Universidad de Oxford Sarah Gilbert“Todavía no sabemos qué tan fuerte es la respuesta inmune que debemos provocar para proteger eficazmente contra la infección por SARS-CoV-2”.

Un adenovirus de chimpancé

Los investigadores hicieron un ensayo controlado aleatorio, ciego, de fase 1/2 en el Reino Unido con una vacuna vectorizada con adenovirus de chimpancé (ChAdOx1 nCoV-19) que expresaba la proteína del pico SARS-CoV-2 en comparación con una vacuna conjugada meningocócica (MenACWY) como control.

Los adultos sanos de 18 a 55 años sin antecedentes de infección por SARS-CoV-2 confirmada por laboratorio o de síntomas similares a COVID-19 fueron asignados aleatoriamente para recibir ChAdOx1 nCoV-19 o un placebo de la vacuna MenACWY.

Por su parte, diez participantes asignados recibieron un programa de dos dosis, con la vacuna de refuerzo administrada 28 días después de la primera dosis

Respuesta de IgG contra el SARS-CoV-2 mediante ELISA estandarizado a la proteína de pico en los participantes del ensayo (A) y en 180 muestras de plasma convalecientes de 172 pacientes con COVID-19 confirmado por PCR y ocho trabajadores de la salud asintomáticos (B) /The Lancet


Una dosis única provocó respuestas humorales y celulares contra el SARS-CoV-2, con una inmunización de refuerzo que aumenta los títulos de anticuerpos neutralizantes”

Resultados y seguridad de la vacuna

En el grupo ChAdOx1 nCoV-19, los anticuerpos contra la proteína del pico de SARS-CoV-2 alcanzaron su punto máximo en el día 28 (mediana 157 unidades ELISA [UE], IQR 96-317; n = 127) y permanecieron elevados hasta el día 56 (119 UE, 70 –203; n = 43) en los participantes que recibieron solo una dosis. Por su parte, aumentaron a una mediana de 639 EU (360–792) en el día 56 en los diez participantes que recibieron una dosis de refuerzo.

Según explican los investigadores, “nuestros hallazgos preliminares muestran que la vacuna candidata ChAdOx1 nCoV-19 administrada como una dosis única fue segura y tolerada, a pesar de un perfil de reactogenicidad más alto que la vacuna de control, MenACWY“.

La mayoría de los eventos adversos informados fueron de gravedad leve o moderada, y todos fueron autolimitados”.

“Una dosis única provocó respuestas humorales y celulares contra el SARS-CoV-2, con una inmunización de refuerzo que aumenta los títulos de anticuerpos neutralizantes. Los resultados preliminares de este primer ensayo clínico en humanos respaldaron la progresión del desarrollo clínico en ensayos en fase 2 y 3 en curso actualmente”, concluyen.

También te puede interesar…