MSD ha anunciado que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado Keytruda (pembrolizumab), la terapia anti-PD-1 de MSD, en combinación con carboplatino y paclitaxel, seguido de pembrolizumab como agente único, para el tratamiento de pacientes adultas con carcinoma de endometrio primario avanzado o recurrente. La decisión marca la tercera indicación en carcinoma de endometrio y la número 40 para pembrolizumab en Estados Unidos.

Esta aprobación está basada en los resultados del estudio de Fase III NRG-GY018, también conocido como KEYNOTE-868, en el que pembrolizumab más carboplatino y paclitaxel seguido de pembrolizumab solo redujo el riesgo de progresión de la enfermedad o muerte en un 40 por ciento en pacientes cuyo tumor fuera idóneo para el sistema de reparación de apareamiento (pMMR por sus siglas en inglés) y alrededor del 70 por ciento en pacientes cuyo cáncer cuyo cáncer fuera deficiente para el sistema de reparación de apareamiento (dMMR por sus siglas en inglés), frente a placebo con carboplatino y paclitaxel seguido de placebo solo.

“Este es el primer estudio de Fase III que evalúa estadísticamente la combinación de una inmunoterapia anti-PD-1 más quimioterapia en pacientes con tumores pMMR y dMMR como dos cohortes independientes”, ha comentado Ramez N. Eskander, investigador principal y profesor asociado en el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Servicios de Reproducción en la Escuela de Medicina de la Universidad de California San Diego, y oncólogo ginecológico en el Moores Cancer Center del University of California San Diego Health. “Añadir pembrolizumab a la quimioterapia representa una opción terapéutica de primera línea para las pacientes con carcinoma de endometrio primario avanzado o recurrente, demostrando un beneficio en la progresión libre de supervivencia estadística y clínicamente significativo en comparación con quimioterapia sola, independientemente del estado del sistema de reparación de apareamiento”, ha expresado.

Las reacciones adversas inmunomediadas, que pueden ser graves o mortales, pueden ocurrir en cualquier sistema de órganos o tejidos y pueden afectar a más de un sistema orgánico simultáneamente. Las reacciones adversas inmunomediadas pueden ocurrir en cualquier momento durante o después del tratamiento con pembrolizumab, incluyendo neumonitis, colitis, hepatitis, endocrinopatías, nefritis, reacciones dermatológicas, rechazo de trasplantes de órganos sólidos y complicaciones del trasplante alogénico de células madre hematopoyéticas. Es posible que las reacciones adversas inmunomediadas importantes enumeradas no incluyan todas las posibles reacciones adversas inmunomediadas graves y mortales. La identificación y el tratamiento tempranos de las reacciones adversas inmunomediadas son esenciales para garantizar el uso seguro de pembrolizumab. Según la gravedad de la reacción adversa, se debe suspender o discontinuar permanentemente el tratamiento con pembrolizumab y administrar corticosteroides, si corresponde. Pembrolizumab también puede causar reacciones graves o potencialmente mortales relacionadas con la infusión. Según su mecanismo de acción, pembrolizumab puede causar daño fetal cuando se administra a una mujer embarazada.

Para los pacientes cuyo cáncer era pMMR, la mediana de supervivencia libre de progresión (PFS por sus siglas en inglés) en el grupo de pembrolizumab más carboplatino y paclitaxel fue de 11,1 meses frente a 8,5 meses para el grupo de placebo más carboplatino y paclitaxel; para los pacientes cuyo cáncer era dMMR, no se alcanzó la mediana de PFS en el grupo de pembrolizumab más carboplatino y paclitaxel frente a 6,5 meses en el grupo de placebo más carboplatino y paclitaxel.

Este ensayo ha sido patrocinado por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, parte de los Institutos Nacionales de Salud. NRG Oncology diseñó y dirigió el ensayo con financiación del NCI y con la participación de todos los grupos de la National Clinical Trials Network (NCTN). MSD proporcionó financiación y apoyo a través de un Acuerdo Cooperativo de Investigación y Desarrollo (CRADA por sus siglas en inglés) entre MSD y el NCI.

«El cáncer de endometrio es actualmente el cáncer ginecológico más común en Estados Unidos, y se prevé que las muertes por esta enfermedad superen las muertes por cáncer de ovario en 2024, lo que subraya la necesidad de avances en el tratamiento para más pacientes», ha afirmado Gursel Aktan, vicepresidente de Desarrollo clínico global de MSD Research Laboratories. «Esta aprobación representa la primera y única opción basada en anti-PD-1 para pacientes adultas con carcinoma de endometrio primario avanzado o recurrente, independientemente del estado de reparación del apareamiento, y se construye sobre el asentado papel de pembrolizumab en el tratamiento de ciertos tipos de carcinoma de endometrio avanzado como monoterapia y en combinación con lenvatinib».

En Estados Unidos, pembrolizumab tiene dos indicaciones aprobadas adicionales en el carcinoma de endometrio. Una indicación, basada en el estudio KEYNOTE-775/Study 309, es en combinación con lenvatinib, en colaboración con Eisai, para el tratamiento de pacientes adultas con carcinoma de endometrio avanzado que es pMMR, según lo determinado por una prueba aprobada por la FDA. o no presenta inestabilidad de microsatélites alta (MSI-H), que tienen progresión de la enfermedad después de una terapia sistémica previa en cualquier escenario y no son candidatos para cirugía curativa o radiación. La segunda indicación, basada en el estudio KEYNOTE-158, es como agente único, para el tratamiento de pacientes adultos con carcinoma endometrial avanzado que es MSI-H o dMMR, según lo determinado por una prueba aprobada por la FDA, que tienen progresión de la enfermedad después de tratamiento sistémico previo. terapia en cualquier escenario y no son candidatos para cirugía curativa o radiación.

Esta aprobación fue revisada en el marco del Proyecto Orbis, una iniciativa del Centro de Excelencia en Oncología de la FDA que proporciona un marco para la revisión simultánea de medicamentos oncológicos entre sus socios internacionales. Bajo este proyecto, las autoridades sanitarias de Israel, Canadá, Australia, Singapur, Brasil y el Reino Unido aún están revisando la solicitud NRG-GY018/KEYNOTE-868. En la actualidad, los resultados finales del estudio KEYNOTE-868 se encuentran en fase de revisión por parte de las autoridades europeas para su indicación como tratamiento de primera línea para pacientes adultas con carcinoma de endometrio primario avanzado o recurrente.


También te puede interesar…