Marta Riesgo Madrid | viernes, 05 de abril de 2019 h |

El gasto en medicamentos oncológicos representa solo el 25 por ciento del gasto total en la atención al cáncer en toda Europa. Con este dato, la directora general de la patronal europea de la industria farmacéutica innovadora, Efpia, Nathalie Moll, busca poner en contexto el debate sobre los precios de los medicamentos oncológicos. De hecho, Moll recuerda que en Estados Unidos los fármacos oncológicos ocupan solo el 1 por ciento del gasto total de medicamentos.

Pero, más allá de lo que suponga el gasto de estos fármacos, la directora general de la Efpia recuerda en una publicación realizada en el blog de la patronal los esfuerzos investigadores realizados por la industria farmacéutica. “La aplicación de una metodología basada únicamente en el coste de los bienes para informar de los precios de los medicamentos no refleja completamente la realidad de la investigación, el desarrollo y el suministro de nuevos medicamentos contra el cáncer”, expone Moll. Las terapias innovadoras, añade, “son el resultado de décadas de investigación sobre el mecanismo de la enfermedad, la laboriosa búsqueda de biomarcadores y la prueba de miles de moléculas en la búsqueda de nuevos tratamientos”. Por cada 10.000 moléculas probadas por científicos, solo una tendrá éxito, recuerda Moll, que por ello considera que el coste de desarrollar una terapia única debe incluir “el coste de todos los contratiempos y callejones sin salida que forman parte del proceso de desarrollo de la innovación”. En este sentido, asegura que es necesario encontrar un precio que incentive la innovación y refleje el valor de abordar las necesidades no cubiertas. Además, recuerda que los medicamentos se someten a evaluaciones rigurosas que comparan su eficacia clínica y su coste con las opciones de tratamiento existentes.

Desde su punto de vista, para avanzar en el acceso a las innovaciones que están llegando y que están por llegar, como pueden ser las terapias CAR-T, es necesario “trabajar con todos los agentes para crear un sistema que recompense e impulse mejores resultados en cáncer”. Para ello, la medición de resultados y el Real World Evidence se plantea como un aspecto crucial. “Al recopilar y analizar los resultados clínicos y los resultados informados por los pacientes, podemos diseñar nuevos modelos para mejorar el valor que brindamos a todas las partes interesadas en el sistema de atención médica”, explica. Así, considera crucial que se sigas manteniendo conversaciones “basadas en la evidencia científica” sobre cómo llevar los medicamentos que muestran sus beneficio a los pacientes que los necesitan.