Monitorización remota

Desde que el coronavirus ha llegado a España, son numerosas las noticias e informaciones que nos llegan día a día a través de diferentes canales. Pero hay que tener en cuenta que es muy importante verificar que estas informaciones son ciertas y que no se trata de un bulo. Y es que, prácticamente cada día recibimos nuevos audios de médicos, enfermeros o expertos de diversa índole contando la presunta situación actual del brote. También, muchos mensajes de texto o publicaciones en redes sociales para prevenir el contagio o tratar a aquellas personas que padezcan el Covid-19.

Por ello, es muy importante discernir cuáles de estas informaciones son verdaderas y cuáles no. En este artículo recogemos algunas de las fake news que han circulado por varias redes.

Bulos sobre prevención

Con el número de casos en aumento, el miedo entre la población a contraer el virus también es contagioso. Es por ello que ya han surgido mensajes a través de varias redes sociales con supuestos consejos de prevención.

En la mayoría de ellos, se expone que esta información ha sido ofrecida por expertos en la materia. Es el caso de un mensaje supuestamente acuñado por la doctora Lidia Rota Vender, hematóloga y presidenta de la Asociación contra la Trombosis y Enfermedades Cardiovasculares. El nombre de la especialista y su cargo es real, pero no existe ninguna evidencia de que haya sido ella la que ha transmitido el mensaje.

En este mensaje se incluyen varios consejos que son falsos. En primer lugar, como ya han desmentido varios especialistas, el consumo de bebidas calientes no ayuda a combatir el coronavirus. Tampoco hay evidencia de que este pueda sobrevivir mejor en el organismo en caso de que consumamos bebidas o alimentos fríos.

Otro de los “consejos” que se está difundiendo y es falso es el de beber un sorbo de agua cada 15 minutos, alegando que el coronavirus no sobrevive en ambientes húmedos. De esto, tampoco hay ninguna evidencia.

Las únicas medidas fiables para evitar contraer el coronavirus son las que transmiten autoridades y entidades sanitarias. Así, se recuerda que la manera más común de transmisión del Covid-19 es a través de las gotículas respiratorias cuando alguien tose o exhala. Estas pueden transmitirse al quedar en alguna superficie, que luego otra persona la toque y acerque las manos a su cara. También a través del aire, aunque desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) puntualizan que es menos frecuente.

Frenar los contagios

Uno de los aspectos en los que sí incide la OMS es en que el contagio se puede producir si una persona padece el Covid-19 aunque no presente síntomas. Por ello, animan a lavarse las manos con frecuencia, usar geles hidroalcohólicos, mantener una distancia mínima de un metro con aquellas personas que tengan síntomas asociados a la enfermedad, y evitar tocarse la boca, nariz u ojos.

Uno de los puntos imprescindibles que señalan desde la OMS es que aquellas personas que se encuentren mal o presenten síntomas asociados al Covid-19 se queden en casa. Por último, hacen un llamamiento a informarse a través de los canales oficiales de autoridades locales y nacionales para ver en qué punto está la situación.

Supervivencia del virus

Otro de los puntos que aparece en muchos de estos mensajes es el relativo a la supervivencia del virus en diferentes ambientes.

Por ejemplo, una de las informaciones más difundidas es la relativa a que el virus no soporta temperaturas superiores a 26 o 27 grados. Por ello, en algunos de estos mensajes se anima a tomar el sol para evitar el contagio, y se sugiere que con las altas temperaturas, el Covid-19 terminará desapareciendo.

De momento no hay ninguna evidencia científica que respalde esta información. De hecho, desde los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (dependientes del Departamento de Salud de Estados Unidos) afirman que “aún se desconoce si el tiempo y la temperatura afectarán la propagación del Covid-19”. Esta entidad añade que todavía queda “mucho por aprender” sobre el coronavirus. También, que aunque hay virus como la influenza (gripe) que se transmiten más durante los meses fríos, no desaparecen con la llegada del calor. En definitiva, aunque los expertos se han pronunciado en diferentes líneas, no hay ningún estudio concluyente sobre cómo afecta la temperatura al virus.

Además, varios de estos mensajes ofrecen datos muy “concretos”, como que el coronavirus sobrevive alrededor de 12 horas en superficies o entre seis y 12 horas en los tejidos. Desde la OMS señalan que, aunque con menor frecuencia, es posible contagiarse a través de las gotículas que una persona afectada haya emitido sobre una superficie. Sin embargo, ninguna entidad especializada precisa el tiempo que este sobrevive en diferentes superficies. En lo que sí coinciden las autoridades sanitarias es en evitar tocar superficies en espacios que confluya mucha gente o posibles afectados. También, en caso de tocarlas, evitar llevar las manos a boca, nariz y ojos, así como lavar las manos con jabón y aplicar gel hidroalcohólico.

‘Pruebas’ de diagnóstico

¿Cómo sé si tengo el Covid-19? La única manera fiable de saberlo es a través de una prueba realizada por personal médico. En caso de presentar síntomas, la persona afectada debe llamar al número de teléfono habilitado por cada Comunidad Autónoma. Si durante esta llamada se detectan síntomas asociados al coronavirus, se instará al paciente a realizar una prueba diagnóstica.

Sin embargo, en uno de los mensajes que se han lanzado a través de Whatsapp se sugiere un método que no es fiable. “Los expertos de Taiwán sugieren hacer una simple verificación cada mañana: Inspirar profundamente y retener el aliento por 10 segundos”, reza el mensaje.

Pero epidemiólogos de la OMS consultados por la Agence France Presse lo desmienten de manera contundente. En primer lugar, los expertos destacan que la mayoría de pacientes son asintomáticos en los primeros días, por lo que este método no sería útil. Además, en el mensaje se expone que así se detectaría una fibrosis de los pulmones causada por coronavirus. A este respecto, los especialistas añaden que el Covid-19 no provoca fibrosis en los pacientes, sino que esta es una enfermedad que se desarrolla a largo plazo como consecuencia de otras patologías.

No hay tratamientos disponibles para el Covid-19

Es importante especificar que el Covid-19 es un tipo de coronavirus nuevo, pero el surgido en Wuhan a finales de 2019 es sólo uno de los muchos que existen. Los coronavirus son una familia de virus que pueden causar diferentes enfermedades que van desde un resfriado común a afecciones respiratorias. Por ello, aunque se difundan mensajes acerca de supuestos tratamientos para el Covid-19, es necesario recordar que hasta el momento no hay un tratamiento específico para el mismo.

Y es que, entre los bulos que se están difundiendo, se plantea que hay varios tratamientos disponibles que no se están utilizando. Entre ellos, se alude a la presencia de vacunas contra el coronavirus (no se detalla cuál de ellos). Actualmente se están utilizando antivirales y otros fármacos utilizados para abordar afecciones respiratorias, al igual que se hace con otras neumonías. También es importante recordar que el uso de antibióticos no es eficaz, puesto que los antibióticos sirven para tratar las bacterias y no los virus.

El desarrollo de una nueva vacuna podría tardar meses. Sin embargo, uno de los grandes esfuerzos de la investigación y la industria farmacéutica se centra en esta dirección. También, se están realizado ensayos con una treintena de fármacos para tratar de paliar los efectos del coronavirus.

Información a través de fuentes oficiales

Para evitar que se difunda toda esta información falsa, es importante acudir siempre a los datos que ofrecen organismos oficiales. El Ministerio de Sanidad ofrece todos los días información actualizada sobre las cifras del virus. Además, tanto desde este departamento como desde las redes sociales y portales de las Comunidades Autónomas, se emiten comunicados sobre medidas de prevención o estrategias adoptadas por cada región.

La Organización Mundial de la Salud, por su parte, informa de la situación a nivel global. También es necesario recordar, que aunque una de las últimas informaciones es la relativa a que el virus ha alcanzado el estado de “pandemia“, no es necesario alarmarse. Con esto, lo que especifica la entidad es que el Covid-19 ha llegado a un número alto de países y que, dentro de ellos, está aumentando el número de contagios. Por ello, no es necesario entrar en pánico, aunque sí tomar medidas a nivel social e individual para evitar que este virus se siga propagando.


Noticias relacionadas:

Covid-19: La OMS publica una guía para proteger a los niños en las escuelas

Covid-19: El Consejo Europeo aboga por reforzar los esfuerzos de la industria para desarrollar una vacuna