L. Díaz Madrid | viernes, 21 de octubre de 2016 h |

El sector farmacéutico mantiene una semana más un perfil bajista cerrando con predominio de los movimientos negativos: de los valores que integran el Índice Global farmacéutico ocho cerraron al alza frente a 17 que lo hicieron con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron, por el lado alcista la subida de Almirall del 5,7 por ciento, mientras que por el lado bajista Faes retrocedió un 3 por ciento.

El Índice Global se anotó una caída del 1 por ciento, comportamiento que contrasta con las subidas generalizadas de los mercados. En el acumulado del año este indicador presenta una bajada del 10,5 por ciento, su peor referencia en 2016 y que nuevamente compara mal con la media de las bolsas.

Almirall cerró una semana muy positiva cotizando en 13,8 euros, manteniéndose no obstante en la franja inferior de su rango de variación del último año. Desde el pasado mes de junio, momento en el que marcó su mínimo del año al caer hasta los 12,3 euros, este valor se ha venido moviendo horizontalmente, con el repunte de estos últimos días que no le aleja de su precio medio de estos meses y sin que por el momento haya conseguido recuperarse de las elevadas pérdidas incurridas en un primer semestre de marcado perfil bajista.

Las biofarmacéuticas Amgen y Gilead cerraron ambas en negativo, retrocediendo la primera un 1,6 por ciento y la segunda un 0,6 por ciento. Amgen cotiza actualmente en 161,2 dólares (148,1 euros), precio similar al de cierre de 2015, mientras que en la comparación interanual presenta una subida del 6 por ciento.

Desde el pasado mes de agosto este valor viene cediendo posiciones, alejándose del máximo anual que marcó en aquel momento. De cara a su posible comportamiento en el corto-medio plazo los analistas estiman un precio objetivo de 189 dólares (173,6 euros), un 17 por ciento por encima de su precio actual, referencia un tanto exigente considerando su comportamiento de los últimos meses.

Gilead cerca del mínimo

Gilead por su parte cotiza en 73,4 dólares (67,4 euros) , situándose muy cerca de su mínimo anual 72,2 dólares (66,3 euros). Desde finales de 2015 este valor ha venido perdiendo posiciones sin que los diferentes soportes encontrados por el camino hayan podido frenar esta caída. Nuevamente a partir de septiembre, y tras un periodo de cierta estabilidad, este valor entró en una senda de caída. En lo que va de año Gilead ha perdido más de un 25 por ciento, caída similar a la que presenta en la comparación interanual. El precio objetivo medio estimado por los analistas, 101 dólares (92,8 euros), queda muy lejos de su posición actual y no parece corresponderse con el perfil que ha venido mostrando.

Johnson & Johnson (JNJ) tampoco escapó de esta corriente vendedora dominante en los mercados y cerró la semana con una pérdida del 2,5 por ciento que lo sitúa ligeramente por debajo de los 115 dólares (105,6 euros). Este valor evolucionó al alza entre enero y julio, anotándose en ese periodo una ganancia del 30 por ciento.

Tras marcar su máximo anual por encima de los 125 dólares (114,8 euros), JNJ ha venido en los últimos meses cediendo posiciones, alejándose paulatinamente de su máximo del año. Los analistas se muestran no obstantes confiados sobre el comportamiento futuro de este valor estimando un precio objetivo de 127 dólares (116,6 euros), un 11 por ciento por encima de su cotización actual.