Tras la aprobación de la Estrategia Farmacéutica Europea por parte del Parlamento Europeo a finales de 2021, la Comisión Europea se puso en marcha para arrancar con la actualización de la legislación farmacéutica que cuelga de dicha Estrategia. Una actualización que estaba prevista para este 2022. De hecho, durante el seminario ‘¿Cómo protege la UE la salud mental?’, organizado por la Oficina del Parlamento Español el pasado 24 de octubre, la eurodiputada del PPE, Dolors Montserrat, apuntaba al próximo mes de noviembre.

A la inminente actualización de la legislación farmacéutica de la UE se suma la revisión de la normativa sobre medicamentos huérfanos y medicamentos pediátricos. Sobre estos hechos se ha pronunciado Farmaindustria, quien señala que este proceso de actualización de la normativa representa “una oportunidad única” para garantizar que Europa pueda beneficiarse de la vanguardia de la I+D, responder rápidamente a las necesidades de los pacientes europeos y volver a ser líderes mundiales en innovación farmacéutica.

“Si dicha oportunidad se desaprovecha, Europa corre el riesgo de acelerar la pérdida de investigación biomédica hacia otras regiones, retrasando el acceso de los pacientes a los últimos avances científicos y aumentando la dependencia de países de fuera de la UE para obtener tratamientos y vacunas que salvan vidas”, advierten desde la patronal.

Propiedad intelectual

En este sentido, en la puesta al día de la legislación se incluyen iniciativas sobre el acceso a los medicamentos, donde se propone revisar el sistema de incentivos y obligaciones en el sector de la legislación farmacéutica teniendo en cuenta la relación con los derechos de propiedad intelectual, para apoyar la innovación, el acceso y la asequibilidad de los medicamentos en toda la UE.

Y es que la Estrategia, según destacó en su momento Dolors Montserrat, es firme en su compromiso con los derechos de propiedad intelectual. Del mismo modo, Farmaindustria destaca que cualquier propuesta enfocada a limitar los derechos de propiedad intelectual o los incentivos como vía para abordar los problemas de acceso “no servirá para detener la pérdida de innovación en Europa en favor de otras regiones del mundo, e incluso la acelerará”.

El desafío de la innovación

Por otro lado, la patronal asegura que el desafío futuro europeo no es si se desarrollará innovación médica, sino dónde ocurrirá, pues “la UE ha sido eclipsada por Estados Unidos como líder mundial en este ámbito”. Además, la competencia de China, otros países asiáticos, Suiza o el Reino Unido es cada vez más intensa en materia de innovación.

“Hallar soluciones colaborativas entre todos los actores implicados en la mejora del acceso a la innovación y crear los marcos de incentivos adecuados para facilitar el descubrimiento y la próxima generación de tratamientos y vacunas en Europa contribuirán a mejorar la salud de los europeos e impulsarán la resiliencia y el crecimiento económico”, concluye.


También te puede interesar…