Jorge Gallardo deja la presidencia de Almirall. El empresario octogenario, visiblemente emocionado, se despidió en la junta general de accionistas celebrada en Barcelona no sin antes dar el relevo a su hijo Carlos Gallardo frente a los inversores. El ya expresidente aseguró a los accionistas que el compromiso de la familia con la empresa es total de cara al futuro.

Gallardo se incorporó en 1965 a Almirall tras graduarse como ingeniero industrial. Tras la muerte de su padre en 1988, él y su hermano, Antonio, tomaron las riendas del negocio, potenciando la modernización y la internacionalización. Jorge ha ocupado distintos cargos directivos en Almirall. Fue Consejero Delegado de 1997 a 2001 y Presidente y Consejero Delegado del 2001 al 2011. Hasta la fecha era Presidente Ejecutivo de Almirall.

La vida profesional de Jorge Gallardo fue reconocida durante la 12 edición de los Premios Fundamed. El patronato de la Fundación de Ciencias del Medicamento y Productos Sanitarios le otorgó el Premio a la Trayectoria Profesional en Industria; un galardón que resalta la labor de personas con una larga trayectoria profesional, culminada con responsabilidades en el ámbito profesional y empresarial de entidades y compañías de referencia en el sector.

Tras la celebración de la junta general de accionistas, el también miembro del Board de la EFPIA y vicepresidente de Farmaindustria no quiso entrar a valorar sus principales hitos como empresario; entre ellos la compra de Prodesfarma o la venta a AstraZeneca. Tampoco hizo referencia a su entrada en el Ibex-35 argumentando que “son los accionistas los que tienen que juzgar eso”.

El expresidente de la compañía farmacéutica catalana no se quiso marchar sin dejar antes un mensaje a la clase política. “Me hubiese gustado que esta compañía fuese el doble de grande, pero no hemos tenido el apoyo de un Gobierno con una estrategia clara para el sector farmacéutico”, señaló.

Carlos Gallardo, su sucesor

Por su parte, su hijo y ya presidente, Carlos Gallardo, agradeció el nombramiento y se mostró confiado en dar la vuelta a la cuenta de resultados de 2021, impactado por el Covid. “Tenemos una oportunidad buenísima de crecer con los activos que tenemos”, apuntó. El recién elegido presidente no será ejecutivo y cederá la gestión al consejero delegado Gianfranco Nazzi, en el cargo desde el pasado año. Gallardo compatibilizará sus funciones con las de inversor a través de su firma CG Health Ventures, de la que es fundador.

El empresario destacó el potencial de los nuevos productos de la compañía; Klisyri (queratosis actínica), Wynzora (frente a la psoriasis) y la molécula biológica lebrikizumab (dermatitis atópica). De cara al futuro, Gallardo recordó que la compañía se encuentra en posición compradora –cuenta con un potencial de compra de 1.000 millones de euros– aunque no tuvo reparos en admitir que la competencia en el mercado es fuerte.


También te puede interesar…