Invertir en nuevos antibióticos vs. desarrollo de bacterias resistentes: una carrera a contrarreloj que precisa de inyección económica

El IFPMA anuncia las primeras inversiones en cartera del Fondo de Acción para investigación en RAM para fomentar la creación de nuevos antibióticos

158

El organismo de comercio internacional que representa a la industria biofarmacéutica, también conocido como IFPMA, ha anunciado las primeras inversiones de cartera del Fondo de Acción para la Investigación de resistencia a los antimicrobianos (AMR Action Fund, en inglés).

Tal y como señala el organismo, este anuncio ha supuesto un “hito”, ya que tiene como objetivo invertir en el desarrollo de entre dos y cuatro nuevos antibióticos para 2030. En este sentido, los nuevos antibióticos son “fundamentales” para detener el aumento de la resistencia a los antimicrobianos (AMR, por sus siglas en inglés), que es una de las causas principales de muerte a nivel mundial.

De hecho, al menos 1,27 millones de muertes por año son directamente atribuibles a infecciones que se han vuelto resistentes a los antibióticos existentes, con 4,95 millones de muertes adicionales asociadas a infecciones resistentes.

Un impulso del Fondo de Acción de AMR

En palabras de Bill Burns, presidente de la junta del Fondo de Acción de AMR, estas primeras inversiones hacen posible el avance hacia la investigación clínica sobre posibles tratamientos para patógenos resistentes a los medicamentos más amenazantes del mundo.

“Continuaremos en los próximos meses y años invirtiendo en biotecnologías prometedoras para que podamos traer de dos a cuatro nuevos antibacterianos al mundo”

Bill Burns, presidente de la junta del Fondo de Acción de AMR

Para abordar la crisis que supone la AMR, Burns anima a los agentes implicados, como políticos, que promulguen reformas de mercado para sostener la innovación antibiótica en el futuro. Todo ello contribuiría a garantizar los beneficios de los tratamientos a los pacientes.

¿Por qué es necesario invertir en nuevos antibióticos?

Desde el organismo internacional indican que, dada la naturaleza de la resistencia, siempre se precisan de nuevos antibióticos. Sin embargo, hay pocos en proceso debido al uso que se le daría. Los costes sociales asociados a la resistencia a antimicrobianos son altos pero IFPMA destaca que “no existe mercado viable para los nuevos antibióticos”.

La explicación radica en que los nuevos antibióticos se incorporarían en los hospitales para ser utilizados en casos extremos o en último recurso, cuando se descubra que las infecciones son resistentes a los más antiguos. Por lo tanto, el modelo comercial no funciona, ya que los desarrolladores no recuperan las inversiones necesarias para poder comercializar. En esta línea, el IFPMA señala que, en los últimos años, una serie de empresas de biotecnología quebraron debido a “la falta de sostenibilidad comercial”. Esta situación provocó una pérdida de conocimientos valiosos en este tema.

Por ello, resaltan la existente necesidad de apostar por nuevos antibióticos como una urgencia de salud pública. Especialmente, subrayan la importancia de financiar la I+D de antibióticos, en particular en las últimas etapas de investigación clínica.

La falta de financiación en las últimas etapas de investigación clínica en los nuevos antibióticos crea “un valle de la muerte” entre el descubrimiento y los pacientes, según IFPMA.

En este sentido, Burns indica que el Fondo está realizando una “misión critica” de apoyo a la innovación. El responsable señala que, a pesar de encontrarse este tema en la agenda del G7, es un proceso que ha sido lento. Por este motivo, el presidente del Fondo de Acción AMR explica que algunos países están poniendo a prueba reformas basadas en el mercado, incluyendo la reforma del reembolso y nuevos incentivos de extracción.

Todo ello se está consolidando con el objetivo de promover la incentivación del I+D en antibióticos.

“Hoy, más que nunca, los gobiernos pueden apreciar la importancia de la seguridad sanitaria mundial, y la AMR es una pandemia silenciosa que tiene el potencial de socavar la medicina moderna tal como la conocemos”

Bill Burns, presidente de la junta del Fondo de Acción de AMR

Conoce más acerca de la Resistencia a Antimicrobianos

El Fondo de Acción para la Investigación de resistencia a los antimicrobianos es la asociación público-privada más grande del mundo que invierte en empresas de biotecnología que están desarrollando antibióticos, e involucra a más de 20 empresas biofarmacéuticas líderes. Éstas recaudaron la mayoría de los aproximadamente mil millones de dólares estadounidenses cuando se lanzó el Fondo en 2020.

Asimismo, la IFPMA desempeñó un papel importante en la concepción del Fondo en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones, Wellcome Trust y la Organización Mundial de la Salud.


También te puede interesar: