Monitorización remota

La compañía farmacéutica Gilead Sciences ha anunciado que va a comenzar dos ensayos en Fase III para el tratamiento del Covid-19. En estos estudios se va a probar la eficacia de Remdesivir en adultos diagnosticados con el coronavirus. Estos estudios serán aleatorizados, abiertos y multicéntricos y se estima la inscripción de alrededor de 1.000 pacientes. Principalemente estos ensayos se realizarán en hospitales chinos, aunque también en otros países con un alto número de casos diagnosticados.

En ambos estudios, se evaluarán dos períodos de dosificación de remdesivir, administrados por vía intravenosa. El arranque de estos ensayos se ha autorizado tras una revisión rápida de la FDA (Food and Drug Administration de Estados Unidos).

Resultados en abril

Los dos estudios en Fase III que se van a iniciar amplían la investigación en curso sobre el antiviral remdesivir. Esta, ya se había iniciado en dos hospitales del gigante asiático, además de un ensayo puesto en marcha por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés). En este sentido, Gilead ha donado partidas de este fármaco y ha proporcionado los datos que ya tenían sobre el mismo. Con toda la maquinaria en marcha, se espera que en los primeros resultados sobre la eficacia de remdesivir en el Covid-19 se presenten en abril.

Según Merdad Parsey, director médico en Gilead, “el enfoque principal es determinar rápidamente la seguridad y la eficacia de remdesivir como tratamiento potencial para COVID-19”. Por ello, explica que “este conjunto complementario de estudios ayuda a ofrecer una mayor cantidad de datos a nivel mundial sobre el perfil del medicamento en un corto período de tiempo”.

Parsey concluye que “la velocidad con la que remdesivir se ha movido hacia el desarrollo clínico de este coronavirus refleja la necesidad apremiante de opciones de tratamiento. También, el compromiso de la industria, gobiernos, mundiales de salud y proveedores de atención médica para responder con la mayor urgencia”.

Remdesivir en el primer paciente diagnosticado en EEUU

Según publica el New England Journal of Medicine, remdesivir se utilizó para tratar al primer paciente diagnosticado en Estados Unidos. La decisión sobre el uso de este anitiviral se tomó al observarse un empeoramiento de sus síntomas. Al día siguiente de la administración de remdesivir, la condición clínica del paciente había mejorado. Entre los parámetros que registraron una evolución positiva destaca la mejora de los niveles de saturación de oxígeno. Además, en los días posteriores a la administración, aunque el paciente siguió ingresado para su control, se mostró sin fiebre y asintomático, más allá de la tos que padecía, que va mejorando paulatinamente.

Sin embargo, a pesar de las conclusiones de este caso publicadas en el New England Journal of Medicine, la publicación recomendaba la realización de estudios aleatorizados y controlados que aporten evidencias suficientes sobre la eficacia y seguridad de remdesivir.


Noticias relacionadas:

La industria europea centra su esfuerzo en contener el brote de coronavirus

El fosfato de cloroquina sería más eficaz que otros fármacos contra la neumonía asociada al Covid-19