El Global Madrid | jueves, 26 de septiembre de 2019 h |

La opción de autoadministración de Fasenra (benralizumab) ha sido incluida en la ficha técnica en España del producto. Este cambio en la ficha técnica está respaldado por los resultados del ensayo Fase III GREGALE. La seguridad y la tolerabilidad de benralizumab demostrada en este ensayo fueron consistentes con el perfil conocido del medicamento.

La inclusión de la autoadministración supone la posibilidad de elegir, por un lado, la ubicación del tratamiento y, por otro, entre la administración de un personal sanitario usando la jeringa precargada o la autoadministración con dicha jeringuilla por el propio paciente. Para poder autoadministrar benralizumab se deberá realizar una formación apropiada para ello.

Tal y como ha asegurado Alberto Levy, neumólogo de la consulta monográfica de asma del Hospital Clínico de Málaga, “la autoadministración de benralizumab supone una gran comodidad para el paciente porque ya no va a tener que trasladarse a su hospital para administrarse el medicamento. Eso sí, es importante seleccionar muy bien a los pacientes que se van a beneficiar de esa autonomía pero, de ser así, todo son ventajas”. Y añade el experto, “el asma es una enfermedad multifactorial en la que los pacientes necesitan apoyo continuo. El hecho de disponer de este apoyo supone un avance primordial en el control del asma y los pacientes asmáticos que dispongan de esta herramienta van a mejorar de una forma mucho más rápida que de la manera tradicional”.

Su perfil de seguridad ha sido validado tras dos años de tratamiento y no se reportaron eventos adversos relacionados con el funcionamiento del dispositivo en el estudio GREGALE.

Benralizumab es el único tratamiento biológico para asma grave eosinofílica no controlada que puede administrarse, mediante inyección subcutánea, cada 4 semanas para las 3 primeras dosis y luego cada 8 semanas. Esto supone la administración de 8 dosis de benralizumab durante el primer año, y 7 al año a partir del segundo. La decisión de continuar con el tratamiento debe reevaluarse al menos una vez al año.

Benralizumab está aprobado como tratamiento complementario de mantenimiento para el asma grave eosinofílica en EE.UU., la Unión Europea, Japón y otros países, incluyendo España donde está indicado como tratamiento de mantenimiento adicional en pacientes adultos con asma grave eosinofílica no controlada a pesar de la administración de corticosteroides inhalados en dosis altas y agonistas β de acción prolongada.