Monitorización remota

El mundo entero espera en vilo la llegada de la ansiada vacuna que pueda frenar la pandemia generada por la Covid-19. Pero, una vez se consiga una vacuna eficaz, que no se espera para antes de principios de 2021, llegará el momento de hablar de cómo se da acceso a ella. Precisamente este ha sido uno de los asuntos abordados por el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, en un encuentro organizado por la patronal este miércoles con los medios de comunicación.

“Nuestras compañías han comunicado que el acceso será equitativo y los costes serán asequibles”, aseguró Sellés. De hecho, ha precisado que algunas compañías ya han anunciado que han comenzado a producir sus prototipos de vacunas. El objetivo, asegurar el suministro futuro. Es decir, algunas empresas producen ya las vacunas sin saber si estas finalmente conseguirán los resultados esperados y, por tanto, podrán llegar a los pacientes.

Lo cierto es que el escenario en términos de producción es complicado. Tal y como aseguró Sellés, al interés por asegurar el suministro de una vacuna frente al Covid-19, se suma el aumento de demanda de otras vacunas. Algunas de ellas, la de la gripe o la del neumococo.  Esto, por tanto, explicó, genera un “doble reto”. Y es que las plantas de producción, dijo, “tendrán que fabricar más vacunas al tiempo que disponen de más capacidad para la futura vacuna frente a la Covid-19”. En este sentido, aseguró que las entidades trabajan ya “para satisfacer esa necesidad sanitaria”.

Plazos para lograr la vacuna

En cuanto a los plazos, el presidente de Farmaindustria aseguró que en torno a las navidades se comenzarán a conocer resultados de los primeros ensayos en fase I. Se espera que estos arrojen evidencia sobre estas vacunas candidatas. “Podemos decir que en el entorno de navidades las compañías que están trabajando tendrán datos relevantes y en el primer trimestre del año se tendrán resultados relevantes”, precisó.

No habrá que esperar tanto para dar con posibles tratamientos que hagan frente a la enfermedad. Tal y como precisó Sellés, en las próximas semanas podrán empezar a conocerse resultados de los ensayos clínicos en marcha con distintas terapias. Con todo, Sellés se muestra convencido de que el próximo otoño existirán datos claros con los que los clínicos puedan establecer pautas de tratamiento para abordar los síntomas de la enfermedad y, por tanto, evitar posibles ingresos en UCI.

En concreto, puntualizó, las vías de investigación en lo que se refiere a los tratamientos se dirigen a dos vías. “Una de ellas persigue acabar con el virus disminuyendo la carga viral, y otra busca modular la respuesta del sistema inmunológico del paciente infectado”

Fortalecer la I+D+i

Por otro lado, el presidente de Farmaindustria, aprovechó su intervención para resaltar que esta crisis sanitaria ha recordado la importancia de disponer de sistemas sanitarios públicos robustos con una financiación adecuada. Solo así, expuso, se puede hacer frente a retos como al que actualmente se enfrenta España

Por otro lado, y mirando más al futuro, pendientes de la crisis económica que precederá a la sanitaria, Sellés consideró que disponer de un sistema económico “basado en la I+D+i y en el conocimiento de las nuevas tecnologías” será lo que pueda asegurar que el país salga reforzado de esta crisis. Así, recordó la necesidad de proteger a los sectores estratégicos, “como el farmacéutico”. Hacerlo, dijo, “permitirá disponer de soluciones para las enfermedades del día a día y para futuras pandemias”. 


Noticias relacionadas: