“Estamos centrados y confiados en limitar el impacto de la crisis asegurando el suministro”

339

La compañía Boehringer Ingelheim ha presentado los resultados de su ejercicio 2019 en plena crisis del coronavirus. Carine Brouillon, head of Human Pharma de la compañía valora su funcionamiento durante el último año y aborda la manera en que se está trabajando desde Boehringer Ingelheim en este contexto de alerta sanitaria.

Pregunta.¿Cuáles son las áreas que mejor han funcionado este año en el departamento farmacéutico?

Respuesta. Podemos afirmar que los innovadores productos farmacéuticos humanos han sido el principal motor de crecimiento de la compañía en 2019. Así, destaca el crecimiento del ocho por ciento del negocio de Salud Humana, que representó el 74 por ciento de los ingresos totales del grupo. Además, todas las regiones mostraron crecimiento y contribuyeron a los buenos resultados del negocio de Salud Humana. En este sentido, es importante destacar que nuestras ventas netas en las regiones de EE.UU., EUCAN y Mercados Emergentes crecieron por encima del mercado.

Si nos fijamos en los productos, los cinco principales en 2019 han sido Jardiance, Spiriva, Trajenta/Jentadueto, Pradaxa y Ofev.

P. ¿En qué especialidades centra la empresa sus esfuerzos actualmente?

R. Tenemos una cartera de proyectos muy prometedora y aspiramos a lograr en el 75 por ciento de nuestros proyectos un estatus ‘first-in-class’, es decir, medicamentos con un mecanismo de acción totalmente nuevo. Dentro de esta labor, muchos países están todavía en la fase de lanzamiento de nuestra última oleada de de nuevos medicamentos. 

Nuestras principales áreas de investigación incluyen las enfermedades cardiovasculares y metabólicas, la oncología, las enfermedades respiratorias, la inmunología, las enfermedades del sistema nervioso central y la salud de la retina. Asimismo, nos centramos en la colaboración en I+D y el 50 por ciento de nuestros proyectos de investigación se basan en la cooperación con socios externos de innovación.

P. ¿Cree que la actual crisis de Covid-19 va a tener un impacto en los resultados del próximo año?

R. Debido a la actual pandemia de Covid-19 no consideramos que podamos hacer hoy ninguna declaración sobre el futuro. Sin embargo, estamos concentrados y confiados en limitar el impacto de la crisis asegurando el suministro de medicamentos a los pacientes que los necesiten, sumando a la hora de encontrar opciones de vacunación y tratamiento a través de la investigación y protegiendo a nuestros propios empleados.

P. ¿Qué importancia tiene el área de I+D para Boehringer Ingelheim?

R. Hacer nuevas y mejores medicinas para los pacientes está en el centro de nuestra actividad. Siempre decimos porque es la realidad, que los pacientes nos inspiran en nuestra misión de crear terapias innovadoras que cambien vidas. Así pues, son los pacientes quienes nos inspiran a liderar la ciencia y a seguir adelante, marcándonos el camino a seguir en cuanto a lo que es prioritario. La ciencia ha evolucionado y nunca antes habíamos tenido tantas oportunidades para descubrir nuevas medicinas y mejorar los resultados, y para conseguir los mejores logros siempre apostamos por el poder de la asociación y la diversidad abarcando especialistas de todo tipo dentro de la comunidad científica y en general.

Trabajando juntos podemos aprender más, hacer más y alcanzar más, acelerando la entrega de la próxima solución a los pacientes que la necesiten. Nos importan los pacientes, la ciencia y la urgencia. Junto con nuestra familia global de socios, estamos liderando la ciencia y persiguiendo la innovación en nombre de los pacientes de todo el mundo. Somos First4Patients. 

P. ¿Cuáles son las principales líneas de investigación que la empresa está siguiendo en este momento?

R. Como he comentado anteriormente, tenemos una cartera de proyectos muy prometedora y nuestras principales áreas de investigación incluyen las enfermedades cardiovasculares y metabólicas, la oncología, las enfermedades respiratorias, la inmunología, las enfermedades del sistema nervioso central y la salud de la retina. 

Centramos el foco dentro de nuestras áreas terapéuticas considerando dos principales criterios: primero y más importante lo que los pacientes más necesitan, y segundo la confianza de que podemos añadir valor de forma competitiva y transformar sus vidas, ahora y en el futuro.

Tenemos un enfoque dinámico, queremos encontrar el equilibrio entre construir sobre nuestras fortalezas, capturar sinergias e incorporar la ciencia emergente para preparar el camino a nuevas áreas que podrían convertirse en las protagonistas del futuro con mayor necesidad médica. Esto se ilustra mediante el mantenimiento de nuestro enfoque en las enfermedades cardiovasculares y metabólicas, al mismo tiempo que trasladamos nuestros esfuerzos al descubrimiento de fármacos desde la diabetes de tipo 2 (T2D) a las complicaciones cardiovasculares de la diabetes, a la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), manteniendo nuestro enfoque en las enfermedades respiratorias mientras avanzamos paralelamente desde el descubrimiento del tratamiento sintomático del asma y la EPOC a la modificación de las enfermedades pulmonares intersticiales de fibrosis progresiva (PF-ILD), construyendo prometedores proyectos en oncología e inmunología, e introduciéndonos en las enfermedades psiquiátricas con un concepto completamente nuevo.

P. ¿Planea Boehringer algún nuevo lanzamiento en los próximos meses?

R.En febrero de 2020, el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) adoptó una opinión positiva recomendando la concesión de la autorización de comercialización de nintedanib para el tratamiento de la enfermedad pulmonar intersticial asociada a la esclerosis sistémica en adultos.  

En marzo de 2020, la FDA aprobó Ofev como primer tratamiento para las personas con enfermedades pulmonares intersticiales fibrosas crónicas con un fenotipo progresivo en Estados Unidos lo cual constituye la segunda designación de terapia innovadora seguida de la aprobación de Ofev. 

P. ¿Qué objetivos tiene la empresa a corto, medio y largo plazo?

R. En I+D tenemos un fuerte pipeline a medio y largo plazo. Por ejemplo, en inmunología esperamos mucho de nuestra investigación con Spesolimab, un tratamiento dirigido al receptor de la interleuquina 36 (IL-36 R) que está en ensayos clínicos para el tratamiento de enfermedades cutáneas autoinmunes poco frecuentes, incluyendo la psoriasis pustular generalizada y la psoriasis palmoplantar y enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. En oncología, tenemos un robusto pipeline. Y es que, tenemos la ambición de ir tras cánceres difíciles de tratar y objetivos que se consideraban “sin opción terapéutica”. Por ejemplo, el RAS, el p53, el Myc y β-catenin. También hay numerosos candidatos de desarrollo ‘first in class’ en nuestra cartera, incluyendo un inhibidor pan-KRAS y nuestro antagonista LRP 5/6, un inhibidor de la vía de la catenina WNT/β altamente selectivo. Ambos fueron avanzados a pruebas clínicas en 2019. 

En trastornos mentales, en el SNC estamos buscando en trastornos mentales como la esquizofrenia, Alzheimer y la depresión resistente al tratamiento. Por ello, estamos investigando los efectos de tres moléculas en la señalización defectuosa en el cerebro. 

Además, en enfermedades cardiovasculares y metabólicas, investigamos la enfermedad de hígado graso no alcohólico y su forma más seria, la esteatohepatitis no alcohólica (NASH). Esta es un área de alta necesidad médica no satisfecha. Tenemos un enfoque holístico centrado en el paciente en investigación cardiometabólica, que aborda tres procesos clave involucrados en el desarrollo progresivo de estas enfermedades. Son la disfunción metabólica, la inflamación y la fibrosis.


Noticias relacionadas: