Premios BiC

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) representa en España al 95 por ciento del mercado de diagnóstico de fabricantes de test de diagnóstico In Vitro. Estas compañías (bien nacionales o multinacionales establecidas en el país) están realizando grandes esfuerzos en el contexto de la crisis de Covid-19 para lograr que estos productos estén disponibles en España.

Hace semanas, la OMS transmitía a los países la necesidad de hacer test para detectar los contagios de coronavirus. En este sentido, las empresas del sector de Diagnóstico In Vitro de Fenin, aportan al sistema sanitario tecnología sanitaria fiable. Estas, cumple de manera estricta las directivas comunitarias y ofrecen una alta calidad, seguridad y protección para la salud. Otra de las características a resaltar es que, además de su alta fiabilidad, estas empresas utilizan en muchos casos procesos automatizados. Esto es fundamental de cara a agilizar los procesos, extendiendo la autonomía de trabajo de los equipos durante 24 horas y reduciendo los errores al mínimo. Con todo esto, se permite aumentar el número de diagnósticos diarios, también como consecuencia del trabajo y experiencia de los profesionales que trabajan en estos laboratorios y certifican la calidad de los resultados.

¿En qué se diferencian los distintos tipos de test?

Existen diferentes pruebas para testar a aquellas personas contagiadas por el SARS-CoV-2 y a quienes hayan superado la infección. Y esta diversidad de pruebas ha suscitado un gran interés entre los ciudadanos. Es por ello que Fenin, en su compromiso de servir de fuente de información fiable, ha elaborado una infografía con los diferentes tipos de test para diagnóstico y cribado del virus. En esta se plasma, de manera rigurosa, la información sobre la tecnología sanitaria esencial en la lucha contra la Covid-19.

 

Test de ARNç

Los test de ARN se utilizan para el diagnóstico de la enfermedad. Utilizan una muestra nasofaríngea, que se analiza en un laboratorio. Este tipo de prueba, en la que se incluyen los test PCR y otros test de ácidos nucleicos, detecta la presencia de manterial genético del virus. Este tipo de test se usa para ver si hay una infección activa y en un período de cuatro horas ofrece resultados con una alta sensibilidad y especificidad. Cabe destacar que, con este tipo de pruebas, se pueden llegar a obtener hasta 1.500 resultados.

Test inmunológicos

Los test inmunológicos pueden ser de dos tipos: de diagnóstico y de cribado.

En primer lugar, los test de antígenos se utilizan para el diagnóstico. Se trata de test cuantitativos que, mediante una muestra nasofaríngea que se analiza en el laboratorio, detectan proteínas del virus. Con ellas se puede detectar si existe una infección activa y permite obtener hasta 200 resultados cada hora.

Por otra parte están los test de anticuerpos, que sirven para realizar un cribado de la enfermedad. Estos test también son cuantitativos. En base a una muestra de sangre analizada en el laboratorio, detectan anticuerpos producidos a los siete días aproximadamente desde el comienzo de los síntomas. Esta es una prueba indirecta de inmunidad, en la que se analiza si la enfermedad está activa o se ha superado. Al igual que la anterior, permite obtener hasta 200 resultados cada hora.

Test rápidos

En el caso de los test rápidos, también hay dos tipos diferentes.

Por una parte están los test rápidos de diagnóstico basados en la detección de antígenos. Estos precisan de una muestra nasofaríngea que se realiza con o sin equipos portátiles al lado del paciente. Estos test son cualitativos: es decir, marcan si el paciente da positivo o negativo. Están basados en un inmunoensayo que detecta proteínas del virus, lo que indica la presencia de una infección activa. Este test permite obtener los resultados a los 15 minutos de la realización de la prueba.

Dentro de los test rápidos también están los que analizan la presencia de anticuerpos y sirven para el cribado de la población. Igualmente son test cualitativos y detectan los anticuerpos aproximadamente a los siete días desde que se presentan los síntomas en los pacientes. Al igual que el otro tipo de test rápidos, los resultados de estas pruebas están disponibles 10 o 15 minutos después desde que se realiza la prueba.


Noticias relacionadas: