El Global Madrid | viernes, 12 de julio de 2019 h |

El sector farmacéutico cerró la semana manteniendo el perfil bajista de la anterior. De los valores integrantes del Índice Global 7 cerraron en positivo frente a 20 que lo hicieron con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron, por el lado alcista la subida de Grifols del 3,8 por ciento, mientras que por el lado bajista Pharmamar retrocedió un 7 por ciento.

El Índice Global cerró con una caída de casi un 3 por ciento, comportamiento peor que el del promedio de las bolsas. En lo que va de año este indicador acumula una ganancia del 15 por ciento, superando la evolución media de las bolsas.

Merck & Co perdió en estas últimas sesiones un 2,4 por ciento, cotizando en 84,8 dólares americanos, moviéndose en la franja superior de su rango de variación del último año. Su perfil en el último año ha sido eminentemente alcista, pasando de cotizar ligeramente por encima de los 60 dólares americanos a moverse en estos momentos por encima de los 80 dólares americanos, acumulando en los 12 últimos meses una ganancia del 30 por ciento, situándose entre los valores de la muestra con mejor comportamiento en este periodo. Cabe señalar que tras marcar su máximo anual tan sólo hace unas sesiones, en los últimos días este valor ha retrocedido en estos últimos días. En relación con su previsible evolución en bolsa en los próximos meses los analistas se muestran optimistas sobre su evolución, estimando un precio medio objetivo de 91,2 dólares americanos, un 7,5 por ciento por encima de su precio actual.

Lilly también mantuvo su posición de la semana anterior, con una evolución similar a la de Baxter. Actualmente se mantiene en una zona intermedia dentro de su rango de variación del último año. Este valor marcó su máximo del año el pasado mes de marzo cuando superó los 130 dólares americanos, tras varios meses de continua subida. Tras dicho máximo Lilly comenzó a ceder posiciones, inicialmente de forma muy intensa y posteriormente de forma más gradual aunque sin salir de la senda bajista en la que viene evolucionando. Este valor cotiza en estos momentos en precios similares a los de principios de año mientras que en la comparación interanual Lilly acumula una revalorización del 12 por ciento. Los analistas estiman para los próximos meses un precio medio objetivo de 124 dólares americanos, un 8,2 por ciento por encima de su precio actual.

Baxter mantuvo su posición de la semana anterior (se anotó un ligero avance del 0,1 por ciento), cotizando en 82,1 dólares americanos, moviéndose en niveles de máximo anual. Desde principios de año este valor viene ganando posiciones, pasando de cotizar en el entorno de los 62 dólares americanos a superar con holgura los 80 dólares americanos. Baxter acumula en lo que va de año una ganancia del 23,5 por ciento, superando ampliamente la evolución media del sector, mientras que en la comparación interanual su revalorización se reduce significativamente situándose en el 11 por ciento. De cara a su posible comportamiento en bolsa en los próximos meses los analistas estiman un precio objetivo de 84,3 dólares americanos, un 3 por ciento por encima de su actual cotización.

Gilead también cerró en negativo, retrocediendo en su caso un 2,2 por ciento, cotizando en 67,5 dólares americanos, moviéndose por debajo de su valor medio de cotización del último año. Su perfil en este periodo muestra dos fases muy definidas, con una primera mitad, hasta finales del pasado año, de marcado perfil bajista, y una segunda parte, correspondiente al primer semestre de este año, en el que ha venido dibujando una línea relativamente horizontal y con tendencia alcista en las últimas semanas. Para finalizar, y en relación con su posible evolución en bolsa en los próximos meses, los analistas estiman un precio medio objetivo de 79,6 dólares americanos, un 18 por ciento por encima de su precio actual, evolución un tanto exigente y que no parece corresponderse con el perfil que ha venido mostrando en los últimos meses.