L. Díaz Madrid | viernes, 22 de febrero de 2019 h |

El sector cerró la semana con alzas generalizadas: de los valores integrantes del Índice Global 24 cerraron en positivo y dos con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron la subida de Pharmamar del 15,4 por ciento, mientras que Amgen retrocedió un 1,1 por ciento. El Índice Global se anotó una subida del 3,4 por ciento, comportamiento sensiblemente mejor que el de la media de las bolsas. En el acumulado del año este indicador presenta una ganancia del 13,5 por ciento, mientras que en la comparación interanual esta se eleva al 18,6 por ciento, comparando bien con el promedio del mercado.

La acción de Lilly cerró la semana con una subida del 2,5 por ciento, cotizando en 122,7 dólares americanos, moviéndose muy cerca de su máximo anual. Su perfil en el último año ha sido de continua subida, con una intensidad que ha mantenido en todo este periodo y que le ha permitido acumular en los 12 últimos meses una ganancia del 70 por ciento, situándose entre los valores de la muestra con mejor evolución en este periodo. Analizando un periodo temporal más amplio se puede apreciar el perfil plano que dibujo Lilly entre 2015 y 2018 y el intenso repunte que comenzó a dibujar a continuación y que lo sitúa actualmente en su máximo histórico. De cara a su posible comportamiento en bolsa en los próximos meses los analistas anticipan una evolución alcista, si bien el precio medio que estimaban para un horizonte a corto plazo ya ha sido alcanzado por Lilly.

Johnson & Johnson (JNJ) se anotó una subida del 1,4 por ciento cotizando en 136,3 dólares americanos, moviéndose en la franja superior de su rango de variación del último año. Este valor continúa recuperándose del fuerte castigo que sufrió el pasado mes de diciembre cuando en pocas sesiones retrocedió casi un 20 por ciento. Desde entonces JNJ ha recuperado ya la mitad de lo perdido, manteniendo un perfil de intensa subida que en principio podría mantener en el corto plazo. De hecho los analistas se muestran optimistas sobre el comportamiento futuro de este valor estimando un precio medio objetivo para un horizonte de 12 meses de 144 dólares americanos, un 6 por ciento por encima de su precio actual.

Merck & Co cerró con un ligero avance del 0,5 por ciento, manteniéndose por debajo de los 80 dólares americanos, cotizando en máximo del año. Analizando su comportamiento en el último año el perfil que ha venido dibujando ha sido de subida continuada, pasando de cotizar en el entorno de los 55 dólares americanos a moverse actualmente más de un 40 por ciento por encima de su precio anterior. Analizando un periodo temporal más amplio se puede apreciar el cambio de perfil de este valor pasando de una senda de ligera subida en el periodo 2015 a 2018 a un intenso repunte en el último año. De cara a su posible comportamiento en bolsa en los próximos meses los analistas anticipan una evolución alcista, estimando un precio medio objetivo de 82,8 dólares americanos, un 4,2 por ciento por encima de su precio actual.

Bristol Myers (BMY) prácticamente repitió su posición de la semana anterior, tan sólo se anotó un ligero avance del 0,6 por ciento, moviéndose actualmente en la franja inferior de su rango de variación del último año. BMY ha venido dibujando en los últimos meses un perfil básicamente plano, estabilizando su cotización tras la fuerte caída sufrida en los meses de septiembre y octubre del pasado año. Los analistas se muestran optimistas sobre el comportamiento futuro de este valor estimando un precio medio objetivo de 56,9 dólares americanos, un 11 por ciento por encima de su actual cotización.