S. C. Madrid | martes, 23 de enero de 2018 h |

Desde mediados de enero está disponible sin receta médica en más de 22.000 farmacias la sencilla prueba para el autodiagnóstico del VIH, que cuenta con un precio inferior a 30 euros según ha asegurado Javier Anitua, director de la Fundación Mylan y de Market Access de Mylan. Su mecanismo de uso es tan sencillo como un test de embarazo y en 15 minutos ofrece un resultado “altamente fiable” con el mismo margen de error que las pruebas convencionales, como explicaba Santiago Moreno, jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal.

Para el doctor Moreno, el único ‘pero’ de este test es la gestión de la “angustia” de la persona cuando la prueba da positivo: “Es necesaria una labor de asesoramiento”, añadía. Esa parte la cumple Cesida, Coordinadora Estatal de VIH Sida puesto que según explicaba su presidente, Ramón Espacio, van a dar acompañamiento tanto al paciente como al farmacéutico; para el profesional el Ministerio ha elaborado unas guías detallas con toda la información y para resolver cualquier cuestión de los afectados, abren un número de atención telefónica. “Va a ser clave para que España pueda cumplir con los objetivos que persigue ONUSIDA, que en el año 2020 al menos el 90 por ciento de las personas con VIH estén diagnosticadas”.